Diario de una estudiante

19 noviembre 2019

Un desfile diferente: lo vintage está de moda

Algunas alumnas del Máster de Marketing de Moda de la Escuela de Moda ELLE, tuvimos la suerte de poder asistir a ese desfile, permitiéndonos presenciar, en primera persona, un evento de lo más singular.

En el número 10 de la calle Atocha se encuentra Vintalogy, la tienda vintage más grande de Europa. Nació en 2017, ocupando el local que antiguamente era un establecimiento de venta de telas madrileño y, a día de hoy, la marca ya cuenta con cinco boutiques en todo Madrid.

Este jueves, Vintalogy celebraba su primer desfile en su flagship de la calle Atocha, un evento importante, pues se trataba también del primer desfile de ropa de segunda mano.

Modelos de todas las edades, y de diferentes razas, desfilaban a lo largo de la tienda, luciendo unos outfits de lo más atrevidos. Desde chubasqueros amarillos hasta faldas escocesas, todos los looks estaban perfectamente combinados también con el maquillaje.

Tras el show, las prendas que habían exhibido los modelos se mostraban a la venta a unos precios considerados por muchos de los asistentes como “un verdadero chollo”. Además, la tienda se mostraba abierta al público y ofrecía los clásicos Levis 501, chaquetas de firmas de lujo, camisas con diferentes estampados… todo ello con ese toque histórico que caracteriza a la ropa de segunda mano.

Cuentan los fundadores de este templo de ropa vintage; una idea que surgió durante una tarde de cañas y que, desde entonces, ha sido un verdadero éxito. “Vintalogy es una alternativa a las cadenas fast fashion”, señala XXX, “lo vintage es un soplo de aire fresco que recupera la sorpresa de ir a una tienda y no saber qué vas a ver”. Y es que, en esta tienda no hay dos prendas iguales.


Deja tu comentarioEnviado por: masterclass

15 noviembre 2019

Tu imagen personal en las redes sociales

Hace unos días chequeando mi e-mail, encontré una invitación de Escuela Moda ELLE para participar en una masterclass con motivo del décimo aniversario de la escuela. Este mes teníamos una cita con Ana Fernández Pardo, doctora en comunicación y relaciones públicas, en una ponencia sobre cómo potenciar tu imagen personal en las redes sociales.

Inmediatamente comencé a preguntarme, la importancia que tiene para cada uno su imagen personal, lo que proyecta, lo que dice, lo que comunica… y más tarde me pregunté, ¿se puede potenciar?

Hoy, con una simple fotografía, un texto que acompañe lo que pensamos y sentimos o con un simple click, basta para generar una “catarata” de emociones y comentarios en los demás.

La comunicación forma parte de nuestra vida. Consciente o inconscientemente estamos comunicando, y actualmente, las RRSS juegan un papel muy importante a la hora de mostrar a qué nos dedicamos, quiénes somos, etc. Por lo tanto, no debemos olvidar la forma en que lo hacemos para cumplir nuestros objetivos.

Ana nos transmitió sus ideas, nos contó su clasificación para entender como potenciarnos en las diferentes RRSS. Habló de los objetivos que debemos tener, además del presupuesto, de la creatividad, del calendario de trabajo y del análisis de resultados que hay que saber hacer, para saber si nuestro plan de comunicación se ajusta a nuestras metas.

Las RRSS nos acompañan en nuestra vida diaria y por eso necesitamos entender el “juego” y saber transmitir lo que queremos para conseguir el éxito.

Asistí a la masterclass junto a mi hermana ya que ambas queremos iniciar un proyecto juntas y necesitábamos la fuerza y empuje que Ana transmitió, y nos fuimos fascinadas con la pasión que tiene y con la inspiración de demás para construir mejor la imagen y salir adelante.

Gracias al equipo de la Escuela Moda ELLE y a Ana Fernández por permitirnos participar y creer un poco más en el potencial que todos podemos dar.


1 comentarioEnviado por: masterclass

12 noviembre 2019

Era digital

Sin estancarse, la moda se iba globalizando y modernizando tal y como lo hacía el mundo que la rodea. Desde la llegada del marketing digital y las redes sociales, toda la industria de la moda ha tenido que reinventarse y adaptarse para identificar y desarrollar las necesidades de una sociedad que, hoy en día, busca y se mueve a través de internet.

El diploma de Marketing Digital de Moda que ofrece la Escuela de Moda ELLE es perfecto para entender y saber aplicar las necesidades de un mundo digital que está en constante cambio. Porque como en moda, saber aplicar los conocimientos y adaptarlos a la situación actual, es la clave para el éxito.

¿Dónde están las tendencias? Hasta hace no mucho las grandes firmas, las pasarelas y las revistas de moda marcaban cada una de las tendencias de la temporada. Y aunque su herencia sigue guiando el rumbo de la moda debemos entender como a lo largo de su historia, ha ido evolucionando, cambiando, y cómo ha sido susceptible a la sociedad adaptándose a ella, a su cultura y su tradición.

Como decía Coco Chanel, una moda que no llega a las calles, no es moda. Las redes sociales se han convertido en la simbiosis perfecta para globalizar las tendencias que las firmas y expertos trasladan a través del marketing digital a las calles. A su vez, el street style que vemos en Instagram favorece el entendimiento de cómo la sociedad interpreta la moda, y vuelve a reinventarla, de cómo una firma se convierte en una historia, y esa historia, en diferentes formas de interpretarla. Porque la moda es influyente, comunica, habla de ti, y de cómo quieres ser percibida por los demás.

Todo esto no viene de la nada, viene de un complejo estudio de expertos que han ido adaptándose y estudiando las nuevas formas de entender la industria. Es importante conocer las nuevas tecnologías, las redes sociales, la identidad de las firmas y saber trasladarlas a lo digital sin perder su esencia y valor. Hay que tener un modelo de negocio y saber llevar a cabo estrategias de marketing. Y sobre todo hay que entender al consumidor, cómo percibe e influye en él la manera en que las firmas comunican.

La era digital ha unido aún más la moda, y toda la industria se ha reinventado para adaptarse a ella y acercarse más a las personas. Las revistas, las firmas, las pasarelas, la fotografía, las tendencias, todo está en la plataforma online, un medio que sigue creciendo a velocidad vertiginosa y que seguirá revolucionando la industria.

“La moda no es algo que solo exista en los vestidos. La moda está en el cielo, en las calles. La moda tiene que ver con las ideas, con la forma en que vivimos, y con lo que está sucediendo” Coco Chanel.


Deja tu comentarioEnviado por: masterclass

8 noviembre 2019

Sofisticación, elegancia y rebeldía en un estampado: Animal print

Como hemos aprendido en la Escuela de Moda ELLE, la moda tal y como la conocemos, nace en sus orígenes más antiguos, de la necesidad de cubrirnos y protegernos del clima. Es por eso, que nuestros antepasados primitivos, decidieron aprovechar las pieles de los animales que cazaban, para utilizarlas como ropa. Y, sin imaginarlo, estaban siendo los padres de la tendencia más atrevida de todos los tiempos: el animal print.

No sería hasta la Edad Media, cuando el estampado animal se erigiría como símbolo de poder y riqueza, que diferenciaba a las clases obreras de las clases altas. Aquí, se convertiría en un signo de diferenciación de jerarquías, que heredaría Luis XV de Francia, para sorprender a su esposa,  María Leszczynska. Fue desde entonces, cuando la monarquía empezó a encargar ropa, accesorios, mantos y decoraciones con estampados animales, especialmente, de cebra y leopardo.

De la elegancia de los años 40 al icono del Rock y el Punk en los 80

No es de extrañar que este estampado comenzase a ser notable en los gloriosos años 20, cuando la actriz Gloria Swanson, lo lució en pequeños detalles de su look, como el cuello de su chaqueta o el lazo de su sombrero. El animal print fue captado desde entonces con un significado mucho más amplio dentro del mundo de la moda, hasta el punto de enamorar al mismísimo Christian Dior. El diseñador francés lo convirtió, en los años 50, en una prenda chic y muy glamurosa, que lucirían artistas como Marilyn Monroe en películas como Los caballeros las prefieres rubias (1953), Elisabeth Taylor, Grace Kelly, o la mismísima Jackie Kennedy.  Fue bastantes décadas después, en 1999, cuando la actriz Gwyneth Paltrow recrea este símbolo del animal print de los años 50 en El talento de Mr. Ripley (1999).

Sin embargo, los años 80 y el naciente estilo Punk, cambiaron parte del significado de este estampado. Ahora, se asociaba con looks desaliñados y rockeros, representados en mallas de leopardo, cebra o serpiente, camisetas muy ajustadas del mismo estampado y estética descuidada. El animal print se había convertido en símbolo de los vocalistas de grupos como Aerosmith o The Rolling Stones, y pasaría a ser en los 90, el marco de una generación marcada por la niñera más divertida de la televisión, Nana Fine. Es aquí cuando el estampado pierde su fuerza y glamour, para convertirse en una prenda polémicamente utilizada en looks callejeros, para estilos Ratcher (Rosalía o Nathy Peluso).

Ya en 2018, el estampado recupera su fuerza, gracias a las colecciones de Versace y Dolce & Gabanna, que volvían a recuperar la esencia de glamour, sex appeal y elegancia que ya tuvieron estas prendas. Sería Zara quien lo pondría en los looks de Street Style al alcance de todo el mundo y, sorprendentemente, ahora la elección más votada por los consumidores será el Snake Print, incluso por encima del clásico y único, estampado de leopardo.

Un estampado único y vivo que se mantiene en la palestra en sus múltiples facetas, y que ha permitido vestir a la mujer fuerte, trabajadora y apasionada del siglo XXI.

Karen Sastre Gonjar @ladymillennial

Fotografías: @javigerz


1 comentarioEnviado por: masterclass

5 noviembre 2019

Día 1

Hacía 5 meses que pisé por primera vez el suelo del que ahora es mi escuela. Aquel día, tuve claro que era donde iba a estudiar, Escuela Moda ELLE. No me digáis por qué, pero una tiene ciertas intuiciones. Finalmente y después de cubrir los papeles, acabar mi carrera y asentarme en Madrid, empezaba la III Edición del Máster Marketing de Moda.

Día 25 de Octubre, cinco y dos (o tres) minutos, llegaba tarde, pero con mucha ilusión a aquel edificio que, bajo esa colorida fachada albergaba incontables sensaciones. Todos los miedos e ilusiones a cerca de cómo sería ese primer día se arremolinaban dando lugar a una cara ansiosa y sonriente que no sabía bien hacia dónde de mirar.

Ya estaba, al fin, sentada, al lado de mis compañeras, todas, con ese tipo de expresión facial que no quiere decir nada pero que al mismo tiempo nos cuenta muchas cosas.

Amparo Carrasco, nuestra directora, comenzó hablándonos sobre el máster, la ilusión y la tenacidad de la profesión.

Luego era el turno de Benedetta Poletti, directora de la revista Elle, y cuando escribo su nombre ya me vuelve la emoción, la misma que viví con sus palabras, y la que se percibe en toda ella. Yo también quiero dedicarme a algo y ser tan feliz. Nunca había visto a una persona hablar tan bonito y con tanto cariño de su trabajo.

Tuvimos la suerte de poder escuchar también al diseñador Juanjo Oliva, quien puso la mirada de la inspiración y la creación, compartiendo su experiencia como referente en el diseño de la moda.

¡Yo, también quiero formar parte de este mundo!

Y es triste que no estemos acostumbrados a ver profesionales felices con su profesión, y que el ver uno, en vez de ser cotidiano sea infrecuente. Pero, en este entorno de infelicidad laboral, es donde uno tiene que buscar referentes, y lanzarse a buscar caminos para encontrar su propia satisfacción profesional. Es por ello por lo que muchas estamos donde estamos, viniendo de diferentes entornos laborales, carreras y sectores, tratando de buscar, muchas veces, no las salidas naturales que muchos esperaban de nosotros, pero que sí lo hacen en cuanto a lo que naturalmente queremos llegar a ser.

Felices con aquello a lo que vamos a dedicar gran parte de nuestro tiempo pudimos brindar con un vino de Finca Constancia en un acto de bienvenida en el Meet del espacio Mindway. Abogando por un futuro laboral, muchas veces más arriesgado, pero en el que, nunca se podrá decir que no intentamos llegar hasta donde nos prometimos.

Soy politóloga, y me llamo Raquel. Encantada.

Raquel, alumna de III Edición Máster Marketing de Moda


Deja tu comentarioEnviado por: masterclass

1 noviembre 2019

¡PRIMER DÍA SUPERADO!

Hace ya muchos años que empecé mi formación en el sector de la moda, y es que en un mundo tan competitivo y que siempre está a la última, es fundamental reciclarte y especializarte si quieres llegar a lo más alto en tu carrera. Y es que siempre he pensado que es muy importante que tus pasos te lleven hacia la meta, pero también he aprendido que el éxito, no nos espera al final, si no que se encuentra en el camino.

Por eso tomé la decisión de matricularme en el MBA Empresas Lifestyle. Cuando recibí la noticia del lanzamiento del nuevo programa de Mindway, ELLE y la Universidad Complutense de Madrid, entendí que necesitaba esa formación para dar el impulso que actualmente necesitaba tras varios años de experiencia laboral en un sector que cambia a una velocidad vertiginosa.

El primer día llegaba cargado de aspiraciones e ideas para futuros proyectos y llegó la hora aprender de la experiencia de grandes referentes, para luego poder llevarlos a cabo. En la inauguración del programa nos estaba esperando, Francisco López Navarrete (CEO y Fundador de Mindway) con su equipo académico, acompañados de Benedetta Poletti (Directora de la revista ELLE) y Ana María Romero, decana de la Universidad Complutense de Madrid.

A un discurso muy motivador de Francisco, le siguieron las palabras de la decana de la UCM, quien insistió en la importancia de la base académica que proporciona la Universidad en este MBA. Finalmente y para cerrar el discurso de bienvenida fueron muy inspiradoras las palabras de Benedetta, quien puso sentido al concepto del Lifestyle y quien abrió nuestras mentes para mostrarnos, por qué estábamos aquí sentados escuchando, y hacia dónde íbamos a ir en este nuevo viaje que comenzaba.

<<Lifestyle es una manera de vivir, una manera de pensar, una filosofía de vida y un relato. Las marcas buscan el estilo de vida porque a través de los sentimientos y valores llegamos al cliente más fácilmente. Hoy más que nunca las marcas cuentan una historia y necesitamos prescriptores para que las compartan>>

Claudia G. Alumna del MBA Empresas Lifestyle


Deja tu comentarioEnviado por: masterclass

29 octubre 2019

CUANDO TERMINA EL IMPACTO, NACE LA INNOVACIÓN

Con motivo del Décimo Aniversario de la Escuela de Moda Elle, hace unos días tuvo lugar en Octubre de 10 la MasterClass “El impacto de la Innovación y la Tecnología en la Moda” impartida por Francisco José López Navarrete, CEO de Mindway, además imparte conferencias en Universidades y Escuelas de Negocios sobre Protocolo, Comunicación y Relaciones Públicas.

López Navarrete comienza su exposición afirmando que el avance de la sociedad está fundamentada por un lado en el poder del cerebro, de la mente, para ejecutar el pensamiento y por otro lado, en el control que ejecutan nuestras manos, cada uno de nuestros músculos para llevarlo a cabo. Seguidamente diferencia entre las dos grandes eras: La conocida como Machine Age y la Era Digital.

Afortunadamente, ha cambiado la forma de interactuar gracias a la implantación de la tecnología ó innovación disruptiva. En origen la palabra disrupción explica, no tenía una connotación precisamente positiva, sin embargo, en la actualidad se acuña como una ruptura brusca y rápida  con la tecnología hasta entonces dominante pero que, a su vez, permite un significativo cambio tecnológico que conduce a la aparición de nuevos productos y servicios.

Continúa explicando como el papel de la Universidad tampoco tiene nada que ver con el que tenía antes aunque, por supuesto esto no signifique que vayan a desaparecer. Ahora todos tenemos acceso al conocimiento, a cualquier tipo de información por muy específica que sea. Lo que si es evidente es que su roll ha cambiado y ante el gran volumen de datos e información, el conocido como fenómeno Big Data que nos inunda cada día, la Universidad ofrece a los estudiantes las herramientas necesarias para aprender a tomar decisiones y saber discernir que información sí y que información no.

Estamos inmersos en un mundo plenamente digital y las empresas escuchan la voz del consumidor e interactúan con sus clientes cada vez de una manera más personalizada y directa. Pérez Navarrete explica como Zara, por ejemplo, se esfuerza por mejorar constantemente su atención al cliente, buena prueba de ello es la implantación global de su Sistema de Identificación por radiofrecuencia (RFID) que utiliza tecnología de última generación para localizar las prendas en los establecimientos y en sus almacenes para perfeccionar el servicio al cliente. También, realiza un análisis diario de lo que pasa en sus tiendas: cuánto se vende, que tipo de prendas, las tallas. Zara no impone su moda, es la información del cliente que llega de las tiendas la que determina como va a ser el producto final.

Actualmente, el  proceso de decisión de compra se complica, fundamentalmente porque el contexto es muy diferente al que existía hace.

La esencia de las cosas no ha cambiado, las necesidades del consumidor son exactamente las mismas que hace años (están todas creadas) sin embargo, las empresas deben esforzarse por entenderle porque, en este caso sí, el contexto en el que se mueven es diferente. Y es que para López Navarrete: “…la innovación pasa por entender el contexto futuro”.

La innovación, según Lopéz Navarrete, puede comenzar a partir de un problema, pero también desde una solución. A diferencia del concepto tradicional Little i Inovation que busca una solución a un problema concreto, en el que el grado de novedad es mínimo y la disrupción, por tanto, inexistente dado que la resolución se queda muy cerca y lejos de innovar, entra por la puerta grande el concepto Big i Innovation que ha calado profundamente en el día a día de las empresas como consecuencia del alto nivel de competencia actual.

La moda es una expresión cultural, su industria se adapta a los cambios sociales y culturales. Nace en la calle, entendiendo el contexto y la cultura del entorno. Según López Navarrete: “La moda es el indicador más importante de transformación de los modelos de negocio”. Y actualmente, la ventaja competitiva, lo que diferencia una empresa de otra, es el diseño y la experiencia. Y precisamente, tanto en la moda como en el lujo este concepto de ventaja competitiva se materializa elevado a la máxima potencia, de ahí que sea tan influyente para las empresas. Apple, por ejemplo, siempre icono del diseño y la vanguardia ha sabido hacer un giro en los últimos años para atraer la atención de grandes ejecutivos del sector de la moda al tiempo que ha copiado algunas de las técnicas de la grandes firmas del lujo.

López Navarrete concluye afirmando que, se compra, por tanto, un estilo de vida, no sólo un mero producto. Y hoy en día, las empresas buscan precisamente eso, una ventaja competitiva tanto en el producto como en sus características. Se trata de crear una experiencia con la marca, de diseñar una experiencia sensorial que atrae al cliente a mantener un engagement, una relación duradera y de lealtad que permanezca aún con el paso de muchos años.

Mónica Sala, exalumna Escuela Moda ELLE


Deja tu comentarioEnviado por: masterclass

25 octubre 2019

Una relación platónica con la moda

Entrando a mi primera cita para ver las instalaciones de Mindway, donde voy a empezar el Diploma de Marketing y Comunicación de Moda y Lujo en la Escuela de Moda ELLE, recuerdo que de adolescente siempre me gustó escribir, y siempre tuve una relación platónica con la moda. Me entusiasmaba pensar en cómo sería una redacción y me compraba la revista ELLE cada mes cuando aún ni siquiera tenía edad para entender sobre moda, y mucho menos sobre mujeres seguras, exitosa y valientes, que es lo que me parecían todas esas chicas de portada, después iba corriendo a la página donde está la carta de la directora, como si en alguna de sus palabras se le fuera a escapar cómo ser como ellas.

Durante esos años nunca tuve el sueño ni la meta de trabajar en moda, pues no pensaba que una adolescente de una pequeña ciudad consiguiera llegar a un mundo, que por ese entonces, me parecía inalcanzable. Inalcanzable hasta que entendí, con los años, que no era ningún secreto escondido en una página cómo ser una mujer segura, exitosa y valiente, sino que estaba por todas partes, en cada una de esas mujeres, diferentes, había ese tipo de mujer que todas llevamos. Porque la moda refleja lo que somos, no es un escudo en el que guardarnos del frío ahora que llega el invierno, es un espejo, habla de nosotras y de lo que queremos transmitir a nuestro alrededor. Es un estado de ánimo, es sentirte guapa cuando estás contenta y no verte con nada en días raros, pero en esos días, es capaz de darte la confianza y seguridad que necesitas, de darte ese empujón que te falta, quizás no para comerte el mundo, pero sí para decir, aquí estoy, y hoy puedo con todo. Porque una mujer exitosa se permite caer, y equivocarse, porque aprende la lección, y dibuja el camino de nuevo, sin rendirse.

La moda no es frívola ni pretende serlo, no tiene un canon de belleza, se deja llevarpor una sociedad que cambia junto a ella, anchas, estrechas, apretadas, pelo largo corto, barba, bigote, la camisa por dentro, o por fuera, gamas de colores, volúmenes, todo va dando la vuelta como en una ruleta que nunca sabes cuando va a frenar pero que siempre es susceptible de cambios y se adapta, se adapta a ti, a tu estilo, a tu forma de ser. La moda trasciende la estética, habla de ti y de cómo te sientes cómoda en ella.

Mi padre siempre me decía: “escribirás, y mucho, sobre lo que más te gusta”, mientras esperaba sentada en Mindway mirando a mi alrededor, no podía dejar de pensar en él, en cómo me inculcó que da igual la edad que tengas, a qué te dediques, o a dónde quieras llegar, hay que hacer las cosas con pasión, y con elegancia. Dos de los rasgos que más le caracterizaban.

Que orgulloso estarías de verme aquí sentada papá, porque quizás aún no estoy en ese lugar donde escribirás, y mucho pero estoy decidida a aprender y a perseguir esa corazonada que siempre tuve, y que nunca hice caso por miedo, estoy construyendo el camino y te prometo que no me estoy perdiendo las vistas. Salí de la visita a las instalaciones encantada y feliz, llamé a mi madre para contarle que todo ese esfuerzo, ese miedo al cambio, “ya tenías una vida hecha”, y la inseguridad e incertidumbre del futuro, iban a merecer la pena, “porque voy a aprender todo en comunicación de moda, y hay un blog de Elle para estudiantes…”, nos quedamos calladas un segundo, y pude imaginarla sonriendo, sabía que las dos pensábamos en papá.

No sé que me deparará el futuro, ni Madrid, ni la moda, pero sí sé que algún día escribiré, y mucho, sobre lo que más me gusta.

Rocío G

Alumna de Diploma de Marketing y Comunicación de Moda y Lujo


Deja tu comentarioEnviado por: masterclass

22 octubre 2019

Una batalla muy dura

En una de mis visitas a la MBFW me topé con el stand de Escuela Moda ELLE no os voy a engañar en ese momento recogí la información como algo en lo que no podía ni pensar estaba librando una batalla muy dura; la del cáncer de mama. El tiempo que duro el tratamiento los papeles rodaban por mi escritorio y aparecían de vez en cuando entre los volantes de los análisis y las citas con los médicos la tormenta fue amainando se veía la luz al final del camino. Llego la siguiente cita con la moda en Madrid y esta vez asistiría a unas charlas de algunos de los profesionales de la Escuela de moda ELLE. ¡Ya lo tenía claro!

Durante todo el tiempo que duro el tratamiento el verme bien fue un aliciente por mí y por mis seres queridos, si ellos me veían bien sufrían menos.

La imagen personal es así, habla de nosotros, pero también nos ayuda a no decaer en los momentos difíciles. En mi caso fue así y por eso decidí formarme para poder ayudar a más mujeres que como yo en un segundo ven como su vida se desbarata y empiezan una batalla en la que tu imagen cambia continuamente. Tienes miedo a esos cambios, pero si algo puedo decir, desde mi experiencia es que con un buen asesoramiento todo se lleva mejor.

Es una realidad 1 de cada 8 mujeres en el mundo pasaran por esta enfermedad  si con mi experiencia y los conocimientos  que voy a adquirir con el curso de Asesoría de Imagen y Personal Shopper consigo hacer que alguna de estas mujeres se sientan mejor  habré dado respuesta a una pregunta atronadora ¿Por qué a mí?

 

Sonia Rivas García @rivisima73


Deja tu comentarioEnviado por: masterclass

18 octubre 2019

Wedding Planner

Este finde hemos comenzado el curso de Wedding Planner en Escuela Moda ELLE y quería aprovechar este espacio para contaros cómo hemos disfrutado de las primeras clases de esta edición.

La clase impartida el viernes por Eva Iglesias empezó explicando sus inicios y como creo su empresa. Desde el primer minuto nos trasmitió la pasión por esta profesión y nos transmitió la importancia que tiene la formación, ya que ella tuvo que enfrentarse a muchos obstáculos que, ojalá se los hubiera enseñado antes alguien. Compartió esos consejos con nosotras ya que nos vendrán muy bien tenerlo en cuenta para nuestro futuro como Wedding. Al final pudimos disfrutar de una charla más distendida en el espacio de encuentro que la Escuela tiene en su sala Meet, y Eva resolvió un montón de preguntas que nos surgieron durante la clase.

La segunda clase del viernes con Almu y Sandra de Muy muy felices, también explicaron sus inicios. Explicaron los estilos que ellas utilizan para hacer sus videos y fotografias. En la segunda parte de la clase, durante la segunda hora dieron consejos para saber como elegir bien los proveedores tanto de vídeo como de fotografia para cada tipo de boda. Para acabar explicaron como nos deberíamos de relacionar las WP con los proveedores de vídeo y fotografía y la información que tenemos que pedir nosotras a los proveedores para poder hacer una buena base de datos de proveedores.

La primera clase del sábado fue impartida por Lindsey de Savia Bruta. Estuvo explicando en que consiste un día típico de un florista y como colaboran una WP con ellos. Enseñó con varios ejemplos el papel que tiene la flor el día de la boda y como crean un ambiente único para cada celebración. Y para acabar la ponencia realizo el taller de creación de un ramo de novia.

El sábado acabo con la clase de Ana Fernández explicando el protocolo a seguir por la novia, el novio y los invitados. Además de indicar varias recomendaciones para las invitaciones. El viernes  asistió más gente que el sábado y llegaron mucho más puntuales a las clases.

Las clases fueron muy dinámicas, y después de este primer fin de semana, estoy segura que existe un hueco profesional para nosotras en un mundo mágico como es el universo de las novias.

María E, Alumna del curso Wedding Planner


Deja tu comentarioEnviado por: masterclass

Post Anterior