Diario de una estudiante

13 octubre 2017

UNA EXPERIENCIA ÚNICA

“Nunca hasta ahora había sido una persona con suerte”. Recuerdo aún con incredulidad el email con la oferta de prácticas para participar en la Mercedes Benz Fashion Week Madrid, uno de mis incumplidos sueños que me persiguen desde la infancia. Mis amigas, aún más escépticas que yo, me decían que no me hiciera ilusiones, pero yo decidí presentar mi candidatura, ya que esta oportunidad era única para mí. Tras varios días sin tener noticias, me di por derrotada.

Mi sorpresa fue mi primer día de vuelta al trabajo, cuando me confirmaron que había sido seleccionada para colaborar no solo en la jornada de Ecoembes, sino también en el resto de desfiles de la MBFWM. En aquel momento mi júbilo llegaba a límites inimaginables, y aumentó a medida que nos informaron de las tareas a desempeñar y los artistas que iba a tener la oportunidad de aprender de primera mano.

Llegaron los días esperados y puse rumbo a Madrid para participar en el primer evento, la presentación de la colección de la gran María Clé Leal, una profesional con los pies en la tierra, fruto del savoir faire y con una personalidad arrebatadora. Su obra, Cristalinos, hecha con materiales reciclados, es una oda al buen gusto y a la practicidad. Mi primera participación en un desfile y la sensación de satisfacción no pudo ser más plena.

Pero aún quedaba el plato fuerte; trabajar en IFEMA, donde se cocinan las bases por las que nos regiremos la siguiente temporada. Y en un abrir y cerrar de ojos llegó el domingo con el desfile de Juana Martín, una de mis diseñadoras de referencia, la cual nos permitió adentrarnos en su mundo, el viejo Oeste, iluminado por la luz de sus trajes, una simbiosis perfecta entre lo terrenal y lo celestial.

En este caso también pude participar en toda la organización del desfile y tuve la oportunidad de conocer de cerca el backstage, del cual me enamoré por completo. Además, pude ver cada detalle en primera línea, lo que me permitió conocer de cerca como funciona todo.

El último lugar fue ocupado por Duyos, el cual reservó el lunes para llevarlo a cabo. Un artista consagrado que nada deja al libre albedrío, con una colección que hace temblar hasta al más escéptico. El trabajo de sus telas, sus patrones, su ejecución y la puesta en escena son la máxima expresión del romanticismo moderno. En este desfile nos encargamos nuevamente del sitting y pudimos ver el desarrollo de la acción desde una zona privilegiada.

Cuando quise darme cuenta la semana había terminado se termina, y no puedo parar de pensar cuánto he aprendido y disfrutado, una experiencia única, grata e instructiva, que me ha permitido saborear las mieles de esta gigante industria que es la moda.”

Laura Ouviña Ferradás, alumna Diploma Marketing Digital de Moda


Deja tu comentarioEnviado por: masterclass

10 octubre 2017

A dream come true

Poder realizar prácticas en MBFWM ha sido una gran experiencia. El primer día me desperté a 6:10 de la mañana, con más ilusión que sueño, iba pensando que se me presentaba una gran oportunidad. Me sentía afortunada iba a participar de alguna manera en la MBFWM.

Realmente ha sido un sueño hecho realidad. Durante toda mi vida he visto y releído sobre la Fashion Week, sobre moda, nuevas creaciones, el color para una nueva temporada, diseñadores que eran mis máximos ídolos… Y al fin he podido comprobar que todo eso era cierto, que lo que yo pensaba sobre que la moda es en sí a veces una fiesta, es totalmente cierto.

Las prácticas me han brindado la oportunidad de poder participar en la organización de los desfiles desde dentro. He podido sentir el estrés que hay en el ambiente, a la vez que la adrenalina de cuando todo sale a la perfección.

Mi primera impresión sobre los desfiles fue una especie de orden y desorden, a la vez, se trataba de piezas que encajaban entre sí para que todo saliera adelante de forma excelente.

Además de participar en la organización, también pudimos disfrutar de los desfiles. Mi retina se ha empapado de los colores, las formas, los diseños, que pasaban ante mí para regalarme esas imágenes que dan vida a lo que se llevará la próxima temporada y mis oídos se han acostumbrado a la música que acompañaba cada movimiento y cada paso de las modelos, fundiéndose todo en una perfecta armonía que hacía que la moda, además de ser una fiesta, también fuera un arte.

Gracias a ELLE y a la Coordinación del Curso por haberme dado la oportunidad de vivir esta experiencia.

Inma Jimenez Martínez, alumna del Diploma Marketing Digital de Moda.


Deja tu comentarioEnviado por: masterclass

6 octubre 2017

Merecer la cima

Una explosión efímera de pureza, talento y libertad. Esa es la mejor descripción de lo que puede respirarse al formar parte de la organización de algo simplemente extraordinario. Es allí mismo, entre cambiadores, carreras de percheros que buscan ubicación, y sonidos de flashes en un esfuerzo fugaz por captar el alma de las colecciones, cuando logras visualizar en ese preciso instante la grandeza de la experiencia.

Hoy, unas semanas después, y aún con un sinfín de sensaciones atravesando mi pensamiento, recuerdo el momento en el que crucé el gran espacio dedicado a los grandes patrocinadores del evento para adentrarme en el corazón de la Mercedes Benz Fashion Week Madrid junto a los compañeros de la organización. Un espacio donde la magia de grandes profesionales se entrelazan para convertir en arte, aquello que tras mucho esfuerzo, pasión y dedicación cobra vida encima de la pasarela.

Ser testigo de las sensaciones previas de grandes diseñadores, conocer a fondo y participar en primera persona de los entresijos de la disposición en sala y pasarela, la entrega del merchandising, o la organización y asistencia de los compañeros de prensa, han sido algunos de los muchos momentos y roles que, junto con el resto de mis compañeras, pude asumir durante la celebración.

Una experiencia fruto de lo que ha sido para mí una de las mejores decisiones tomadas en mi carrera profesional dedicada al periodismo y a la comunicación, poder formarme en las áreas del Marketing y de la Comunicación aplicadas a la Moda y el Lujo gracias al programa de la revista Elle y la UCM. Una decisión que cobra cada vez más sentido tras haber podido disfrutar de los momentos vividos en el Cibelespacio estos días.

Porque como dijo una vez el novelista y poeta español Benjamín Prado “solo aquel que acepta el vértigo se merece las cimas”.

María Bengoa. Alumna del Diploma Marketing y Comunicación de Moda y Lujo.


Deja tu comentarioEnviado por: masterclass

3 octubre 2017

¿TRABAJAR EN MBFWM? ROTUNDAMENTE SÍ

Desde que tengo uso de razón siempre he querido trabajar en moda, por eso, investigando entre mil y un cursos, me encontré con los que realizaba la revista Elle en conjunto con la Universidad Complutense de Madrid y decidí inscribirme en el Diploma de Marketing y Comunicación de Moda y Lujo.

 

Sin haber dado comienzo aún el curso, he tenido la suerte de aplicar a unas prácticas para trabajar en MBFWM y cuando me confirmaron que mi perfil les encajaba, no cabía en mí de alegría.

Aunque parezca un sin sentido para algunas personas, poder formar parte de un evento de tal envergadura para alguien como yo es un sueño, no solo me gusta ver moda, me gusta vivir la moda desde todos los ángulos, porque no es algo que simplemente lleves puesto, la moda se vive, se siente, es una forma de expresión y de vivir.

Realicé prácticas en tres desfiles; María Clé, Ailanto, Juana Martín y Juan Duyos. Me quedé impresionada con todo el trabajo que hay detrás para que todo salga perfecto. Se respiraba nervios y estrés, pero también emoción y alegría.

El tiempo corría en nuestra contra y aún faltaba trabajo por hacer, asistentes a los que asignar asiento, decorado por colocar, etc., pero la profesionalidad y la experiencia del equipo con el que tuve el placer de trabajar, hicieron que todo saliera rodado, y que se me pusieran los pelos de punta al ver el trabajo final del diseñador/a que presentaba en esta edición.

¿Volvería? Rotundamente sí. Volvería a vivir la experiencia con las mismas o más ganas e ilusión que la primera vez. Es algo totalmente recomendable para los que quieran dedicarse al mundo de la moda.

Ingrid Martínez C. Alumna Diploma Marketing y Comunicación de Moda y Lujo.


Deja tu comentarioEnviado por: masterclass

29 septiembre 2017

MBFWM: BEHIND THE SCENES

¿Cuál sería la mejor forma de empezar un Máster de Marketing de Moda?
Cualquiera que fuese, nunca pensé que comenzar haciendo prácticas en la Semana de la Moda fuese algo posible. Y es que aún me cuesta creer que fuera una de las afortunadas en participar en la organización de algunos desfiles de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid. ¡Quién me diría que podría ver todo desde dentro!

Mi experiencia comenzó el 14 de septiembre, con una serie de desfiles que tenían lugar fuera de IFEMA, donde se presentan la mayoría de las colecciones. El primer desfile en el que participé fue el de María Clé, que tuvo lugar en el Pabellón Cecilio Rodríguez, en el parque del Retiro. Aquel día, además de apreciar la belleza del entorno, nuestras funciones consistían en recibir a todos los asistentes y controlar que todos tuvieran buen acceso a su sitio. Nos encargábamos de controlar a los asistentes, tanto invitados como de prensa, y dábamos las acreditaciones correspondientes.


El siguiente desfile en el que participé fue el de Ailanto, con una colección inspirada en las ilustraciones de la pintora impresionista Jessie Arms Botke. Los espejos que colgaban en mitad de la pasarela fueron algo de lo que tuvimos que estar muy pendientes mientras organizábamos la sala, especialmente cuando se abrieron las puertas y empezaban a llegar los asistentes. Además, tuvimos que colocar las notas de prensa y unas libretas de los diseñadores en los asientos indicados.

El domingo 17 tuvo lugar el desfile de Juana Martín, con una colección inspirada en la Ruta 66. En este caso, pudimos ver también cómo se monta un decorado en pasarela, desde el frontal por el que salen las modelos, hasta la simulación de una carretera en el suelo y las señales que indicaban los destinos más populares del sur de Estados Unidos. El decorado, junto con la música entre country y flamenca, ofrecieron un espectáculo vibrante en el que no podía tener el pie quieto aun estando sentada… ¡Pura energía!

Finalmente, el lunes 18 tuvo lugar el desfile de Juan Duyos. A diferencia de los desfiles anteriores, para este tuvimos que organizar junto con el sitting, unos regalos del patrocinador AEG. Por otro lado, pudimos ver cómo ensayaban las modelos en la pasarela. La colección mostró propuestas en tul y colores vivos que hacían soñar a quién los veía, y fue especialmente aplaudida al comenzar con todas las chicas desfilando desde el final de la pasarela con todos los looks, y posteriormente saliendo una a una. Para este último desfile, tuvimos además la ocasión de estar en el Kissing Room, donde pudimos ver las felicitaciones que se hacían al diseñador y todos quienes se acercaban a saludarle.

Cada uno de los desfiles me supuso ver una forma de trabajar distinta, pero en todos ellos había factores parecidos: la atención a los detalles, el ritmo frenético previo al comienzo del show, el ir y venir de prensa e invitados, y el trabajo intenso en vestuario. Lo que más me llamó la atención de todo esto fue la gente que hay trabajando detrás: peluqueros, maquilladores, los compañeros que montan los decorados y escenarios que se utilizan para 25 minutos de desfile, aunque a la pasarela solamente salgan las modelos. Si no fuera por todos ellos, ningún desfile sería posible.

Finalmente, me gustaría agradecer esta oportunidad a Blanca Zurita y a todo su equipo, y al Máster de Marketing de Moda de la Universidad Complutense de Madrid y la revista ELLE. Gracias por permitirme formar parte de MBFWM, por permitirme vivir la moda desde dentro y por formar parte de ella.

Araceli Bueno, alumna Máster Marketing de Marketing de Moda.


Deja tu comentarioEnviado por: masterclass

26 septiembre 2017

¿ME CONCEDES UN DESEO?

Eran las once y media de la mañana cuando accedimos al backstage en el que Juan Duyos, uno de los diseñadores patrios más reconocidos, ultimaba los detalles de sus diseños. Los detalles de una colección inspirada por una emoción. Una emoción tan mágica como es el deseo. El deseo de querer vivir el ahora, disfrutar de la vida y sentir el momento. El deseo de convertir los sueños en una realidad tangible.


Después de muchos días de nervios no podía creer que ya estuviera allí, rodada de personas a las que les apasiona la moda tanto como a mí. Charlar con Duyos y Gloria, la creadora de Marybola, la marca de joyería que complementaba los looks creados por el diseñador, fue toda una experiencia. Los nervios desaparecieron de golpe y mi interior empezó a enriquecerse de una forma brutal. La emoción del deseo empezó a apoderarse de mí. Deseo por conocer más, por descubrir todos los secretos de la nueva colección. Deseo por ver todos y cada uno de los diseños. Vivir los momentos previos al desfile desde el corazón de la marca fue emocionante. ¡Jamás podré olvidarlo!


Estar rodada de personas con una creatividad tan abrumadora como la de Duyos era mágico. El ganador del premio a la Mejor Colección de la MBFWM en la edición anterior, nos contó que su colección era un chute de energía, un deseo de que el verano de 2018 estuviera lleno de luz y de color. ¿Y hay algún color que represente mejor la alegría y la vida que da el verano que el verde, rosa y amarillo? Una gama cromática con la que el diseñador jugó sabiamente. Pasó de rosas pastel a rosas fucsia, sin olvidarse del rosa chicle que las cuarenta modelos que desfilaron lucieron en su cabello. Una oda a la vida.


El desfile empezó con unas luces discotequeras de color fucsia revoloteando por la pasarela, una pasarela forrada con un color dorado que se fundía con las plataformas que lucían las modelos. Los cuarenta diseños del madrileño empezaron a iluminar la sala. Desprendían vitalidad y fantasía. Brillos combinados con ‘paillettes’, pendientes y collares XXL fabricados con gemas de Marybola, transparencias y faldas de tul… Era un verdadero cuento de hadas.

Después de la fiesta de ayer, hoy es fácil reconocer a todos los que asistieron al desfile. No solo por la pulsera solidaria de tejido vegetal diseñada por Duyos con la que obsequiaron a los presentes, y que fomenta “la protección del medioambiente”, sino por qué todos desprendemos una energía particular. Un deseo irrefrenable de que empiece un nuevo verano.

Sin duda ha sido una experiencia increíble y un deseo más que concedido gracias al Máster de Márketing de Moda de la UCM y la revista ELLE. Ahora solo queda desear que no sea el último y que de aquí, salgan cosas tan increíbles como las de hoy.

¡A seguir pidiendo deseos!
Irina Crespo, alumna del Máster de Márketing de Moda.


1 comentarioEnviado por: masterclass

22 septiembre 2017

Nos vamos a MBFW Madrid!

Hola a a todas!

Supongo que muchas de vosotras estaréis en la misma situación: acabo de mudarme a Madrid. En mi caso estudié Periodismo en la Universidad de Sevilla y desde que tengo uso de razón he querido especializarme en el mundo del moda.

Gracias a la recomendación de una amiga, que lo realizó el año pasado, he acabado matriculándome en el Diploma de RR.PP., Visual Merchandising y Estilismo, que organizan ELLE y la UCM.

El programa parece estar hecho a mi medida. Tengo tantas ganas de empezar que ya estoy contando los días!! Pero lo que más me ha gustado, hasta el momento, es que desde la organización nos han ofrecido la posibilidad de asistir a CIBELESPACIO!! Me muero de ganas!!

Me parece una gran oportunidad para ver en primera fila cómo funciona un evento de tal envergadura y con tanta importancia a nivel nacional. No hay mejor manera de empezar mi aventura en Madrid que con esta visita, mis sueños empiezan a hacerse realidad, y esto no ha hecho más que empezar.

Espero poder contaros cómo ha ido la experiencia y todo lo que estoy aprendiendo en el curso.

Cristina Pérez. Alumna Diploma RRPP., Visual Merchandising y Estilismo


Deja tu comentarioEnviado por: masterclass

19 septiembre 2017

Un nuevo año, una nueva oportunidad

Se acaba el verano, las noches largas, los festivales, los viajes y con mucha pena decimos adiós a la playa. Comienza septiembre e imagino que como para mí, para muchas personas esto supone un nuevo año, una nueva oportunidad.

En mi caso, este septiembre ha llegado con una muy buena noticia que hace un poco menos dura la vuelta a Madrid.

El pasado junio terminé la carrera y, como para muchos estudiantes, esto significa un duro periodo de incertidumbre, en el cual nos enfrentamos a decisiones radicalmente importantes en nuestra vida, que marcarán en cierto modo nuestro futuro.

En mi caso, decidí pasar el verano decidiendo qué iba a hacer con mi futuro hasta que un día, ojeando la revista ELLE ( un MUST en mi bolso) descubrí una serie de Diplomas que organizan junto a la Universidad Complutense de Madrid y accedí de inmediato a la web para conocer más. Tras ver la oferta formativa que tenían, me interesé por el Diploma de Marketing Digital de Moda, el cual encajaba perfectamente con mis estudios previos y con mis planes de futuro. ¡Era totalmente lo que buscaba!

Es indudable que, para todos aquellos que queremos dedicarnos al mundo de la moda en la era digital, estamos obligados a formarnos constantemente y a estar a la última en los cambios, novedades y actualizaciones que se producen en el medio digital. El programa del Diploma incluye posicionamiento en buscadores, las RRSS, las métricas de marketing digital, cómo se gestiona la publicidad Online y muchas cosas más que estoy deseando aprender.

El curso empieza el próximo 24 de noviembre, pero desde Escuela Moda ELLE ya nos están haciendo partícipes del mundo de la Moda dándonos la oportunidad de asistir a la #MBFWM.
Además, otro aspecto que me llamó la atención de este Diploma es la modalidad semipresencial que ofrecen, en la cual tendré que asistir un fin de semana al mes a clases, pudiendo el resto del tiempo inscribirme en la bolsa de prácticas e iniciarme en el mundo laboral.

No puedo estar más emocionada con la noticia de la admisión, ¡así da gusto comenzar septiembre!

Seguiré informando de mi experiencia a través de este Diario de una estudiante.

Paloma M. Alumna Diploma Marketing Digital de moda


1 comentarioEnviado por: masterclass

15 septiembre 2017

AFRONTAR EL OTOÑO DESCUBRENDO LAS NUEVAS TENDENCIAS

Se acaba oficialmente el verano, no es ninguna novedad. Pero no todo van a ser las malas noticias, llega el momento de renovar el armario y por supuesto de las ansiadas compras.

¿Ya estás al día de los must have para el próximo otoño-invierno? En esta época todas las revistas de moda y blogs se llenan de artículos y post comentando cuáles son los básicos de la temporada y dónde poder encontrarlos.

Antes de lanzarte a la aventura de las compras, te recomiendo que revises qué prendas tienes en tu armario y que eches un vistazo a los imprescindibles del próximo otoño.

Yo ya he hecho mi propia selección. ¿Quieres saber qué incluye?

¡¡Qué vivan los cuadros!!. Son muchos los diseñadores que ya han presentado sus propuestas para la próxima temporada basándose en esta figura. Estarán disponibles en múltiples versiones y predominarán en chaquetas, gabardinas, camisetas… Ficha dos abrigos en versión low disponibles en Stradivarius y Sfera.


Arriba los flecos. Las prendas con flecos vienen pisando fuerte. En tejidos de cuero, faldas, vestidos, etc. Si tienes algún evento a la vista apuesta por un vestido de flecos. ¿Qué te parece esta propuesta de Mango?


El turquesa es el rey. Aunque pueda parecer un color muy primaveral o veraniego estará presente en numerosas prendas aportando un toque muy distinto a tus looks de otoño e invierno.


Topos al poder. Seguro que ya te has dado cuenta. También son la estrella de esta temporada. Me muero por hacerme con un conjunto de falda y pantalón con este estampado.Espero que os haya servido de ayuda y que consigáis los mejores looks.


Lucía Fernández. Antigua alumna Curso Asesoría de Imagen y Personal Shopper


2 ComentariosEnviado por: masterclass

12 septiembre 2017

LA MODA; MI GRAN PASIÓN

Desde muy pequeña supe que la moda era lo que más me apasionaba, sin embargo, a medida que fui creciendo, no paraba de escuchar a mis padres decirme que debería estudiar derecho, ya que tanto mi padre como mi tío y mi abuelo trabajaban en el bufete de abogados que este último montó.

Y así fue, empecé la carrera de derecho sin ganas ni motivación y la terminé teniendo claro que no era a lo que iba a dedicarme profesionalmente. Entonces, empecé a buscar formación en lo que realmente me apasionaba desde un primer momento y descubrí los Diplomas que organizan la Universidad Complutense de Madrid y la revista ELLE.

Emocionadísima con el gran contenido que ofrecían me pensé con detenimiento si matricularme en el Diploma de Marketing y Comunicación de Moda y Lujo, en el de Marketing Digital de Moda o en el de RR.PP, Visual Merchandising y Estilismo.

Mi sorpresa fue cuando llamé para informarme y me comentaron que este año habían lanzado el nuevo Máster en Marketing de Moda, que incluía todos los conocimientos del Diploma de Marketing de Moda y el de Marketing Digital de Moda con una formación adicional en Business. Y allá fui, sin pensármelo dos veces me matriculé y estoy esperando con ansias a que comience para poder descubrir con detalle este mundo que tanto me apasiona.

Además, me comentaron que podría disfrutar de la bolsa de prácticas que el máster ofrece, por lo que espero tener suerte y ser seleccionada por alguna de las numerosas empresas que colaboran con ellos. De esta manera podré aplicar los conocimientos que vaya adquiriendo al ámbito profesional.

A todos aquellos que como yo tenéis esa espinita clavada desde siempre, os animo a dar ese salto y especializaros en este sector. ¡Seguro que nos irá genial!

Leticia A. Alumna Máster de Marketing de Moda


1 comentarioEnviado por: masterclass

Post Anterior