Diario de una estudiante

20 junio 2017

Moda: mi estilo de vida VI

Hablar del mundo de la moda, para mí, es como hablar del País de las Maravillas para Alicia.

La moda siempre está presente en nuestro día a día aunque no nos demos cuenta y, sin querer, tiene una influencia importante en nuestras vidas.

Todas nos fijamos en los zapatos que lleva la chica que tenemos al lado cuando vamos en el metro, o nos llama la atención la chaqueta verde que lleva puesta la mujer que tenemos delante en la cola del supermercado.

La moda para mí no es una tendencia que se lleva en un tiempo determinado, sino una manera de ser, una manera de ver la vida y de enfocar los aspectos de ésta. Es una historia que se va escribiendo sola día tras día, siguiendo los patrones que le vamos dando con uno de los aspectos más importantes de la moda: el street style, o lo que es lo mismo el estilo de la calle.

Amancio Ortega ya lo dijo, “la calle es la gran pasarela”.

La moda se encuentra en la calle y cada día nos cruzamos con ella, la moda está en esa chica del metro con los stilettos rojos de ante y en la mujer de la blazer verde botella con tachuelas del súper.

La moda no rige nuestros comportamientos, sino que son éstos los que dirigen la moda, le dan sentido y la dotan de carácter, el cual damos a entender sin palabras, solo con nuestra ropa transmitimos mensajes, mensajes tan fuertes que pueden llegar a cambiar la vida de alguien. Como por ejemplo, la mía.

Nunca me imaginé estudiando moda y mucho menos que tuviera la posibilidad de trabajar en éste mundo, con mil y una salidas y muchísimas oportunidades. Tareas tan distintas como asesoría de imagen, personal shopper, estilista, fotógrafa, diseñadora, patronista, editora, coolhunter, entre muchas otras.

“Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ningún día de tu vida ”, Confuncio.

Disfrutar trabajando es el mayor sentimiento de felicidad que existe, trabajar de una manera apasionada poniendo todo el empeño e ilusión en cada proyecto que venga, por muy pequeño que sea.

Una rama importante, sin restarle interés a cualquier otro ámbito de la moda, son los organizadores de eventos. Esas pequeñas personitas que no son visibles de cara al público pero no son menos importantes, ya que su trabajo es relevante y cargado de estrés para que todo salga bien.

Ellos son los responsables de que cualquier evento relacionado con la moda se lleve a cabo correctamente, que todos los asistentes se lleven un buen sabor de boca, que disfruten y que nos deleitemos por la moda.

Desfiles de moda, pasarelas, showrooms, ferias, fiestas y un sinfín de eventos que se deben organizar para que todo salga a la perfección.

Meticulosas, perfeccionistas, organizadas, perseverantes, así son las personas encargadas de organizar los fashion events. Responsables de dar a conocer las novedades, de transmitir ilusión y ganas de hacer bien las cosas, reencuentros de personajes en fiestas o colaboraciones importantes.

Todos los sectores de la moda son relevantes. Algunos son más conocidos que otros, pero debemos tener en cuenta que detrás de cada departamento existe gente que no se ve, los cuales son muy importantes, ya que junto con ellos se forma un tándem que se complementa a la perfección con el resto del equipo para que siempre exista la ilusión de la faena bien hecha y el sentimiento de satisfacción.

Laura Biarnau, Alumna de CSU Marketing y Comunicación de Moda y Lujo


Deja tu comentarioEnviado por: masterclass

16 junio 2017

MODA: MI ESTILO DE VIDA V

Mi pasión por la moda no comenzó cuando era pequeña, ni siquiera cuando era adolescente, yo nunca tuve claro lo que quería en mi vida hasta que hace relativamente poco tiempo empecé a conocer el mundo de la moda. Es verdad que siempre me ha gustado ver qué se llevaba, jugar a combinar la ropa, aconsejar a mis amigas, amigos y familiares sobre qué ponerse, pero nunca podía imaginar todo lo que abarcaba esta disciplina, a la cual considero un arte.

Yo estudié Biología y a pesar de que antes de terminar la carrera ya tenía claro que no me apasionaba, terminé haciendo el Doctorado, después de vivir otras experiencias en este campo. Tras defender la Tesis y habiendo reafirmado que esto no me satisfacía, hice un curso de Personal Shopper, el cual me abrió las puertas para trabajar de dependienta para una conocida firma de moda.

Esto despertó mucho más mi curiosidad por este apasionante mundo, empecé a sentir que era lo que realmente me gustaba y mis ganas por aprender más fueron en aumento.

Indagando en internet encontré los cursos que ofrecía la revista ELLE junto con la Universidad Complutense de Madrid, en ellos vi la oportunidad perfecta para poder adentrarme en este mundo tan complejo y a la vez apasionante. Muchos de ellos llamaron mi atención pero al final me decidí por el CSU RR.PP, Visual Merchandising y Estilismo, el cuál estoy realizando actualmente y del que espero que me sirva de base para emprender mi proyecto de futuro, crear mi propia empresa.

Casi siempre se relaciona la moda con la ropa, pero yo creo que este mundo va mucho más allá de la forma de vestir, la moda es un estilo de vida, es decir, una forma de ser tú mismo y diferenciarte del resto. Gracias a la moda podemos innovar, cambiar, experimentar, expresarnos e incluso desarrollar nuestra personalidad.

Son muchos los que se resignan y deciden seguir con su rutina de vida, aun sabiendo que no es lo que les gusta, simplemente lo hacen porque un día tuvieron que elegir, se equivocaron y ahora simplemente se conforman. Yo no quiero ser una de esas personas, quiero pertenecer al grupo de personas que buscan lo que les apasiona y una vez que lo encuentran, luchan por conseguirlo.

He descubierto que este mundo me hace feliz, me da la oportunidad de cambiar, de expresarme, de relacionarme. Soy una persona muy activa, que odia la rutina y la moda siempre está en continuo cambio y evolución; por ello creo que este es mi mundo. Soy defensora de que cada uno tiene su propia esencia y su propio estilo, esto nos hace únicos y diferentes al resto. Una vez que lo encontramos tenemos que ser capaces de sacarle el máximo partido.

Soy consciente de que esto no ha hecho nada más que comenzar pero pienso luchar hasta conseguir mi sueño que es dedicarme a alguno de los campos relacionados con la moda, y si por alguna casualidad fracaso siempre podré decir que lo intenté y que por el camino aprendí muchísimas cosas.

Guadalupe Bermejo Pulido, Alumna CSU RR.PP, Visual Merchandising y Estilismo


Deja tu comentarioEnviado por: masterclass

13 junio 2017

MODA: MI ESTILO DE VIDA IV

En una de sus citas célebres, la diosa del diseño, Coco Chanel, manifestó lo siguiente: “La moda no es algo que solamente existe en la ropa. La moda está en el cielo, en las calles. La moda tiene que ver con las ideas, con la forma en que vivimos, con lo que está sucediendo”. Estoy totalmente de acuerdo con ella. En mi opinión, la moda no es únicamente lo que vestimos, sino lo que llevamos puesto: el libro que se sujeta porque no cabe en el bolso, la funda del smartphone, el lazo rosa que se lleva en la solapa de la blazer contra el cáncer de mama, el abrazo al amigo que hace mucho tiempo que no ves, la maleta que se escoge para un viaje de ensueño, las instantáneas tomando una copa de vino, la canción que motiva en un concierto y la celebración de un cumpleaños. Desde el asa del bolso hasta el perfume. Definiría la moda como la expresión de la identidad. ¿Qué es lo mejor de la moda? Que nadie puede librarse de ella. Queramos o no, está presente en nuestra vida las 24 horas del día.

A diario mi alarma suena a las 7 de la mañana, en ese instante la moda irrumpe en mi día: ¿Qué me pongo? Es mi momento favorito. Acudo al trabajo, leo un buen libro, visito algún museo, paseo, tomo un café con amigas mientras comentamos una revista, estudio inglés y hago deporte. La moda inspira, perfecciona, motiva, detalla y representa cada una de estas ocasiones.

Mi pasión por la moda nace hace muchos años, cuando cosiendo retales, intentaba confeccionar vestidos. Por este motivo, el Museo del Traje es uno de mis lugares favoritos de Madrid. Constantemente encuentro una buena excusa para visitarlo. Las fotografías que aparecen a lo largo del texto están hechas en él.

Dentro del sector de moda, siempre he querido dedicarme al patronaje, aunque todavía solo es un sueño. Me parece que abarca una compleja metodología que además de demandar soluciones ofrece muchas oportunidades, hace que te mantengas activo, imaginativo y diligente. El mundo de la comunicación y el marketing me parece apasionante, ¡admiro el trabajo de fashion consultant!

Por último, la investigación es un pilar fundamental para entender la moda como fenómeno social y para potenciar el desarrollo de nuevas habilidades. También me gustaría dedicarme a ella.

He titulado este texto My own patchwork porque es una de mis técnicas de confección preferida y me gustaría que a través de este curso mi formación en moda se asemeje a ella, basándose en la unión de conocimientos, la creatividad, la armonización y la profesionalización de mi pasión.

Gracias Universidad Complutense de Madrid. Gracias revista ELLE. ¡La magia empieza con cada uno de vuestros números!

Elena Andrade, Alumna CSU Marketing y Comunicación de Moda y Lujo


1 comentarioEnviado por: masterclass

9 junio 2017

Moda: mi estilo de vida III

La moda es emoción al ver pasar el trabajo realizado durante meses sobre la pasarela. Es un viaje hacia otras culturas, incluso hacia otros mundos, a través de las prendas. Es pasión por la belleza.

Además, es una forma de pensar y de comunicar que conecta con la realidad pudiendo influir en ella. Prueba de ello es la liberación de las mujeres del corsé a principios del siglo XX; evidencia de que el destierro o creación de una prenda puede suponer todo un hito a nivel simbólico. Hoy, el mensaje “We should all be feminist” lanzado por Maria Grazia Chiuri vía camiseta en su debut para la casa Dior vuelve dejar patente la estrecha relación entre moda y sociedad, esta vez tomando partido por la igualdad. Dos ejemplos escogidos de una historia que demuestra que la moda, más allá del glamour que la llena de atractivo, está presente en nuestras vidas (seamos conscientes o no) proyectando potentes mensajes.

En mi caso personal, mi reciente incursión como profesional en el mundo de la moda me ha dado muchas lecciones. La primera ha sido el impulso para formarme constantemente, en un mundo tan cambiante y competitivo donde el conocimiento es una pieza clave. En segundo lugar, me ha ayudado a ser valiente porque apostar por nuestros sueños, defenderlos y creer en ellos es siempre el camino correcto por muy complejo que sea el viaje. Y en tercer lugar me ha hecho amar, más si cabe, esta industria a la que desde niña llevo asomándome a través de las revistas.

Mi vocación es la comunicación y mi pasión es la moda por lo que mi sueño es llegar a trabajar en una gran cabecera como ELLE con el propósito de emocionar y hacer soñar a los lectores como yo lo he hecho durante años página a página.

Laura Cadenas, Alumna CSU Marketing Digital de Moda


2 ComentariosEnviado por: masterclass

6 junio 2017

MODA: mi estilo de vida II

Siento tanta admiración por el firmamento como por el mundo de la moda. En una constelación, las estrellas se pueden observar de forma clara por la noche y así localizarlas más fácilmente con los astros. En moda, para apreciar las grandes creaciones hay que esperar a los grandes desfiles, colecciones cruceros o majestuosos eventos; para poder ubicarlos con las manos de talleres de alta costura o joyería.

Como en el mundo de las constelaciones, en de la moda no deben estar localmente asociadas. Pueden encontrarse a años luz unas de otras, como sucede con cada una de las marcas que existen. La evocación de un firmamento a otro es lo que nos atrae más de una u otra estrella. Podemos ser amantes del estilo francés de Chanel y a la vez quedar enamorados del exotismo de Zuhair Murad. Se puede adorar al astro Dior pero caer rendido a las virtudes del dios Zara. Así es la constelación de la moda en un momento global. Hay un canon, el de la elegancia , y una norma, la diversidad.

La moda influye en mi vida casi desde antes de llegar a este mundo. Cuando se tejieron los primeros jerséis en la barriga de mi madre o cuando a mi abuela le regalaron su primer mantón, y que pasaría a mí como su primera nieta. La moda es el legado histórico y proyección de creaciones futuras. Por eso, decir cómo influye la moda en mi vida es decir que la moda es parte de mi vida.

Desde la niñez cuando seleccioné mi propia paleta de colores en mis vestimentas. Cuando elegir los lunares es una seña de identidad de la tierra donde vengo, el sur.

Vestir estampados como reflejo de la naturaleza que nos rodea. Aunque he de decir que todo no ha sido consciente, hay cosas incontrolables como las debilidades. La mía son las chaquetas y las joyas. De las primeras me fascinan con distintos cortes, tejidos, colores, con o sin botones, casi ninguna tiene defectos para mí porque considero que es la pareja ideal a cualquier buen look. De las joyas lo que siento es admiración y respeto por su presencia en mí misma. El poder de atracción de las obras de arte joyeras es más de dioses que de humanos.

La moda influye en mi vida para otorgar personalidad. Para saber que cuando elijo un vestido, una blazer o un pantalones vaqueros sé que me siento yo misma. Sigo una de las estrellas del universo, me inspiro en otras o admiro a una concreta, pero, después de observarlas, sé que mi creación puede formar parte en la constelación de la moda.

Dedicarse al mundo de la moda profesionalmente puede ser un sueño para aquellas personas que tenemos una imaginación desbordante. Me gustan las cosas que son visualizadas y puestas en valor. Amo aquello que se hace con mimo y a mano. Me apasiona lo que se presenta original pero a la vez me recuerda a lo de toda la vida. Me gusta respirar elegancia, sentir artesanía y palpar la calidad. Es pensar en este universo y sentir que estoy en “flow” con mi elemento.

Sería un honor pertenecer a una constelación única como la Moda, en el exclusivo universo del lujo. Profesionalmente me gustaría poder desarrollarme como profesional del Marketing de marcas con personalidad propia con las que me sienta identificada por sus valores. En este cielo lleno de estrellas, al final cada uno tenemos nuestras favoritas, aquellas que nos han acompañado en nuestros sueños y con las que queremos brillar.

Pilar Bujalance Pérez, Alumna CSU Marketing y Comunicación de Moda y Lujo


1 comentarioEnviado por: masterclass

2 junio 2017

Moda: mi estilo de vida

Para mí la moda es una forma de vida, es una manera de sentirse bien con uno mismo, es buscar lo que más se adecua a ti, a tus gustos, a tu estado de ánimo. Es levantarse por la mañana y “crear” un outfit que refleje cómo te sientes, lo que te gusta, cómo se te plantea el día… Es poder comunicarle al mundo de una forma mucho más sencilla lo que se te pasa por la cabeza sin necesidad de decir ni una sola palabra. Si estás más alegre, más triste, si te apetece arreglarte, si, en cambio, prefieres ir lo más cómoda posible…

En mi vida la moda está presente en todo momento, influye en muchas decisiones que tomo. Pienso que define mucho a la persona y que hay que saber diferenciar las ocasiones, lo que está bien y lo que no está tan bien para cada momento, lugar…

Me gusta comunicar y dar a entender lo que siento y cómo me siento en cada momento, por eso, creo, que la moda influye en mi vida absolutamente todos los días, ya que busco la manera de adecuar todo lo que quiero contar en la manera de vestirme. Siempre me gusta estar al día, enterarme de las novedades, pero al mismo tiempo no dejar de ser yo, a veces el look más sencillo puede ser el mejor, y siempre he pensado que las tendencias se deben llevar como a ti más te definan, sin dejar de lado tu estilo, adaptándolas a ti.

Además, creo que cualquier pequeño toque que le des a tu vestuario también puede decir mucho de ti. Soy de las que piensan que algo pequeño puede cambiar un look por completo. Los pequeños detalles son los que cuentan.

Hace unos años decidí estudiar ADE porque no tenía ni idea lo que quería estudiar, simplemente vi que era lo que más se podía adecuar a mi vida y, que en un futuro, donde ya supiera lo que quería hacer, me dejaría las puertas más abiertas que cualquier otra carrera.

Tengo que decir que desde el primer momento sabía que mi ilusión era poder trabajar en una empresa que tuviera que ver con la moda, a ser posible, en un revista, y siempre lo he tenido en la mente.

En tercero de carrera me he dado cuenta que el Marketing también me gusta y es otra posible salida que puedo tener en mi carrera profesional. Por eso cuando salió este curso que mezclaba lo que más me gusta ahora mismo no me lo pensé dos veces. Era una gran oportunidad para tener mi sueño un poco más accesible.

Yo no pretendo dar lecciones a nadie, porque la moda para mí es un hobby y la llevo a cabo como a mí más me gusta. Nunca he recibido un curso ni nada por el estilo donde alguien me haya explicado cómo hacer las cosas, simplemente lo hago como a mí me parece que están bien.

Básicamente porque la moda siempre ha estado y está presente en mi día a día, porque es algo que me apasiona y podría estar horas dedicándome a ello, y porque siempre le pongo mucho interés a todo lo que tiene que ver con ella. Por esto me gustaría el día de mañana poder dedicarme al Departamento de Marketing de una empresa de moda, en una revista,etc.

Simplemente sería la persona más feliz del mundo si algún día llegara a trabajar en mi hobby y en algo que me apasiona tanto como la moda. Además de que me encantaría aprender mucho de este mundo, conocerlo, entenderlo, aprender algo nuevo cada día y disfrutar haciéndolo. No me imagino mejor futuro.

Sara Galmés Quejigo, Alumna CSU Marketing Digital de Moda


1 comentarioEnviado por: masterclass

30 mayo 2017

¡Cómo ha ido cambiando la moda!

Pertenezco a la llamada generación perdida. No la jasp, ni la millenial. La generación perdida. La que vivimos una infancia, adolescencia y mayoría de edad llena de cambios, novedades y sobre todo, contrastes. Desde cintas cassette que rebobinabas con bolis bic, tres canales de televisión, columpios de hierro… Hasta la llegada del tan temido efecto 2000 con sus móviles, mp3 o Internet.

Comprábamos la ropa dos veces al año, que era cuando tocaba renovar las prendas que necesitábamos para la temporada siguiente, y las marcas ya formaban parte de nuestro fondo de armario. Levi´s, Lacoste, Benetton, Converse, etc. prendas infinitas que fácilmente heredaban tus hermanos, tus primos o tus vecinos.

También recortábamos las fotos de las revistas de moda para nuestro panel de inspiración en corcho, después de la eterna espera a que saliera un nuevo número en el quiosco. Teñíamos la ropa con nudos para “customizar” nuestro estilo y tener la emoción de estrenar algo nuevo el fin de semana, y nos sacábamos autorretratos como si se trataran de auténticos saltos de fe, sin segundas oportunidades, hasta que revelábamos los carretes y llegaban las sorpresas. ¿Os suena? Ahora lo llamamos moodboard, diy, selfie…

Pero también crecimos con Zara (y el nacimiento del “see now, buy now”), con las tendencias efímeras y las imposibles, con los primeros blogs de moda, con las primeras tiendas online, etc. Y las primeras ediciones digitales de las mismas revistas que recortábamos y que ahora pineamos.

Tenemos una perspectiva muy distinta de la de nuestros queridos jasp, o nuestros rápidos milLenials, porque somos el eslabón perdido. Hemos cambiado con la moda y la moda nos ha cambiado.

Y es que con tanto cambio, ¿cómo no íbamos a perdernos?

Personalmente he probado muchos estilos, poppy, preppy, hippy… Y ahora finalmente siento que hemos llegado a un entendimiento mutuo. Me etiqueto en el knowmad, con una línea sencilla, casual, femenina y romántica. Una nómada del conocimiento y en modo multitarea 24/365. Creativa, innovadora, en continua formación y muy motivada por todo aquello que simbolice la sensibilidad artística.

La moda ha sido mi vehículo de psicoanálisis personal. Gracias a ella y a las fases de experimentación, me conozco mejor a mí misma; sé quién soy, lo que quiero y lo que espero de la vida. En esta nueva etapa, trabajo para que sea mi nuevo destino laboral porque siento que de manera natural nos hemos encontrado… Y mejor ya no nos perdamos de vista.

Clara Paz, Alumna CSU RR.PP, Visual Merchandising y Estilismo


Deja tu comentarioEnviado por: masterclass

26 mayo 2017

¿Bikini o Bañador?

Ha llegado la temporada de playa o piscina… pero ¿te ha pillado el toro con la operación bikini?

Aquí os vengo hablar sobre las tendencias en bikini y bañadores de este 2017 dependiendo del tipo de cuerpo que tengas. Lo más importante es que luzcas un look de 10 en tu lugar de desconexión.

Si tu cuerpo tiene un pecho pequeño tu aliado este verano será bikinis con volantes en la parte de arriba y eso sí, siempre viene bien un poco de push up. En caso contrario, si tu pecho es grande te recomiendo que utilices estampados lisos, para así no llamar la atención. Y siempre los bikinis o bañadores con aros.

Si eres de las que tienes las caderas estrechas, te aconsejo que utilices esos trikinis tan fabulosos que han sacado algunas marcas de baño este año, además de utilizar bragas de bikini de tiro bajo.

Si por el contrario, son anchas intenta no ponerte las bragas de bikini que tiene lazos en los laterales o algún volante.

Algunos de los bikinis o bañadores que podéis utilizar lo podéis encontrar por ejemplo en Oysho de la colección que han sacado colaborando con la revista ELLE. Me parece fantástica y no sé cuál elegir todavía. Y corre porque se están agotando!!!
Laura M, .Alumna de CSU Marketing y Comunicación de Moda y Lujo


2 ComentariosEnviado por: masterclass

23 mayo 2017

¿A quién le queda mejor?

Me gustaría hablar sobre los looks que algunas veces copiamos de las celebrities.

¿Alguna vez os pasado que estáis viendo una revista y de repente dos personas llevan el mismo vestido pero en diferentes eventos? No nos damos cuenta, hasta que días más tarde los medios de comunicación nos informan de tal coincidencia, pero son muchas las famosas que utilizan el mismo look aunque cada una con su toque personal. Pero…¿a quién le queda mejor esa prenda o el look?

Hoy os traigo algunos looks de famosas copiados, o mejor dicho inspirados.

En primer lugar, vemos a Lea Michele y Miranda Kerr con el mismo look pero de diferente color. ¿A quién le queda mejor el escotazo?


En segundo lugar, podemos comparar a la actriz española Michelle Jenner y a Kerry Washington. Con este vestido floral, cada una de ellas quería destacar en la gala donde acudieron. ¿Quién lo lleva mejor? o ¿ A quién le sienta mejor?


En tercer lugar, Óscar de la Renta vistió con el mismo vestido tanto a Jessica Chastain como a Manuela Velasco. Este vestido en fucsia con adornos florales ¿A quién creéis que le queda mejor?


Pero lo más sorprendente es que algunas veces no solo son dos personas las que llevan el mismo estilismo, sino hasta 3 celebrities han llegado a tener el mismo look en diferentes eventos. Como es el ejemplo de Emily Ratajkowski, Kim Kardashian y Alessandra Ambrosio. Estas tres mujeres eligieron para cada ocasión este vestido/ capa de Balmain.


En mi opinión, a cada una le sienta de una manera diferente, ya sea por el tipo de cuerpo que tiene, por el color de piel o simplemente por el estilismo que le den. Todos estos looks que hemos visto en este post son modernos y especiales para los eventos a los que acuden, pero lo más importante es que ellas mismas se vean bien y se sientan cómodas con cada prenda.

Marisa F. , Alumna CSU RR.PP, Visual Merchandising y Estilismo


2 ComentariosEnviado por: masterclass

19 mayo 2017

Chanel, Karl y la Pasarela

El diseñador alemán, tras sus más de 30 años liderando la dirección creativa de la firma Chanel, ha conseguido revolucionar la industria con un gusto impecable por el espectáculo, quedando patente en las pasarelas.

Cuando pensamos en Karl Lagerfeld, no podemos evitar pensar en la coleta y las gafas como sello de identidad, pero si pensamos en sus desfiles son innumerables las imágenes que se nos vienen a la cabeza.

Algunos de mis desfiles favoritos son los siguientes:

1. #ChanelShoppingCenter. Semana de la moda de París, 2014

Haciendo una crítica perfecta al consumismo patente en el mundo moda, en 2014 el Káiser nos presenta su colección en el Grand Palais de París, en el #ChanelShoppingCenter, allí donde el inicio del desfile se presentaba por megafonía, donde el bolso toma forma de brick de leche, y la coca cola se llama Tweed-Cola. Con grandes dotes de ironía, Lagerfeld comienza a adaptar el streetstyle en las pasarelas, introduciendo las sneakers y los pantalones tweed en la maison.

Con esta puesta en escena, Karl volvió a los orígenes ideados por Coco para la creación de la marca, presentando a una mujer cómoda, pero elegante y con estilo.
Nadie quiso perdérselo. Rihanna, Anna Wintour, Anna Dello Ruso, así como una selección de bloggers ocupaban las primeras filas del frontrow, lo que hizo esta pasarela viral aún antes de que comenzara el espectáculo. Y es que… ¿Quién no querría hacer la compra con una cesta de Chanel?

2. Revolución en Cuba. Crucero 2017

La Habana fue el lugar elegido por el modisto alemán para conquistar América Latina.

Bajo el lema plasmado en sus camisetas “Viva Coco libre”, Chanel volvió a hacer historia al presentar su colección crucero en el Paseo de La Habana, reuniendo a celebridades y personalidades de lo más variadas en el frontrow, como la supermodelo Gisele Bündchen o el actor Vin Diesel.

La elección de la localización no era casualidad. El Káiser quiso rendir homenaje a los colores de la isla, con una serie de outfits en tonos blancos, verdes y amarillos que tomaron la avenida de la Habana Vieja. Además, hizo un guiño a la música del lugar, ambientando el desfile al ritmo de salsa, y concluyéndolo con una conga.

Gracias a las redes sociales, y a la congregación de personalidades pudimos ser testigos de este fashion show histórico, que algunos recordarán más por su “relevancia” que por la colección en sí misma.

3. Preparados, listos, Chanel despega. Colección prêt-á-porter

El pasado marzo, la maison francesa, nos volvió a sorprender con una escenificación alucinante. Convirtió el Grand Palais en una estación espacial, con un gran cohete en el centro de la pasarela, que anunciaba el comienzo del show con el despegue del mismo.

Para esta colección, la casa de moda aunó modernismo y moda, reinventando el mítico tweed con toques y tonalidades más futuristas. Los tonos grisáceos brillantes, plateados, rojos vibrantes, mezclados con botas altas de purpurina, creaban el outfit perfecto del futuro.

Y todos pudimos ser testigos de la genialidad del Káiser, una vez más, gracias a un frontrow excepcional que nos transmitió cada detalle al segundo.

Karl volvió a demostrar que para Chanel, no hay nada imposible.

4. La tragedia griega de Chanel. Crucero 2018

Y llegamos a la última maravilla de uno de los directores creativos más influyentes de la moda: la modernidad de lo antiguo, una recreación perfecta de la antigua Grecia adaptada a los tiempos modernos.

Para esta colección crucero, Chanel ha presentado a diosas griegas en unas monumentales ruinas griegas, que han sido testigos de la belleza según Karl, quien considera Grecia como el origen de la belleza, siendo la representación más hermosa de la mujer.

Telas de gasa, pedrería, reinvención del tweed, un eyeline pronunciado, han sido los elementos elegidos por el modisto para presentar a la mujer como diosas griegas. Todo esto sin olvidar algunas de las tendencias del momento: choker, gafas de sol extravagantes, tiaras, sandalias anudadas, etc., dan cuenta de que Karl puede transportarnos a cualquier época, sin olvidarse del presente.

En definitiva, Karl Lagerfeld es uno de mis diseñadores favoritos en el ámbito de la moda.

Paloma Montis, Alumna CSU Marketing y Comunicación de Moda y Lujo


Deja tu comentarioEnviado por: masterclass

Post Anterior