Diario de una estudiante » París

31 marzo 2015

París

Hay días que sueño. Sueño con una calle de París, no con una tienda de moda, sólo con pasear: pasear por París ya tiene estilo, ya es moda y no he conseguido llegar hasta bien entrada mi juventud. Hice mi primera revista cuando tenía 11 años, todo un éxito de público, ya que no había competencia en el cole… en un flashback me veo a mí misma pegando cromos en el recreo y comentando las hombreras y ese intenso color rojo de labios sobresaliendo de una larga melena rubia con un flequillo horriblemente abombado, que imitábamos aún sin conciencia.

Creo que ahí empezó todo, o quizás fue más atrás con el traqueteo de una máquina de coser de rueda y mi madre tomándome las medidas de un vestido y diciendo incansable que levantase los brazos mientras yo, enredada en una mente que vuela, hacía mis últimas poses de ballet, tan presumida como siempre, sólo quería que me pusieran un sombrero a juego y un gran lazo rosa atado al contorno de aquellos vestidos.

En cualquier caso, llegué al mundo de la moda sin ser aún consciente de que aquello que empezaba me acompañaría siempre y ahora me veo envuelta en pensamientos que se multiplican acompasando faldas con zapatos y combinando absolutamente todo aquello que se me viene a la mente.

Paris
Después de pasar de puntillas por la Facultad, trabajando y escribiendo sobre todo lo absolutamente posible, he decidido que quizá, no yo, todos deberíamos invertir el tiempo en aquello que nos roba una sonrisa detrás de una cortina transparente, que quizás llega un momento en el que las decisiones que tomamos ya no son azarosas, sino que las hacemos nuestras y que, de alguna manera, somos responsables de aquello que nos acontece. De tal modo, que si siempre nos hemos rodeado de moda y de arte, si se trata de aquello que nos inspira y nos motiva a seguir ¿por qué no comenzar a escribir sobre eso? ¿a vivir en eso que es natural, inherente a nosotras mismas, a mí misma?

Decidí entonces estudiar, investigar, olfatear aquello que es mi pasión y mi forma de vida y construir un futuro plagado de sueños que caminan encima de unos tacones negros por una calle mojada y de noche, bajo un gran arco de cemento en medio de muchas luces, luces amarillas que me guían en medio de la oscuridad a la que nos ha tocado enfrentarnos y que nos llenan de valentía cuando de verdad sentimos que ha llegado nuestro momento, que estamos, quizás, en un instante decisivo de nuestras vidas y me veo con muchas bolsas de cartón adornadas con lazos rosas y siempre con mi cámara y mi libreta en la mano para que no se me escape nada y pueda enseñárselo a todo el mundo, porque un periodista se siente, un poco pretenciosamente, la voz y los ojos del mundo, cruzando aquel arco de cemento para llegar donde nadie ha llegado sólo para ver qué hay y poder contarlo.
es cierto. Aún sigo soñando.


1 comentario

  • 1. El jardín de las mil bai&hellip  |  28 mayo 2015 - 14:29

    […] Y para los que habéis llegado hasta el final, hay PREMIO!! Os dejo con una entrevista que desde el Curso de Elle nos dejaron realizar a los diseñadores que participaban ese día: Arcadio Domínguez y Ogadenia […]

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


nueve − 8 =

Subscríbete a los comentarios vía RSS