Diario de una estudiante » Shooting Oky^Coky

4 septiembre 2015

Shooting Oky^Coky

Este mes empecé mis prácticas en empresa, en Oky^Coky, una marca que nació en 1986, y tiene la sede en Vigo, mi ciudad. Se caracteriza por su patronaje muy cuidado y por tener un estilo muy femenino, con el que consiguen que las mujeres se sientan bien. Sus prendas son muy especiales y delicadas. De hecho, son muchas las famosas que eligen a la marca para sus eventos especiales.

La semana que empecé, fue una semana fuerte, pero por un motivo especial, tocaba shooting. Los días fueron bastante intensos, pero merecía la pena. Era mi primer shooting, y la experiencia fue inmejorable.

El lunes, al llegar, empezamos a preparar la ropa que se fotografiaría ese día. En la sede de la empresa tienen estudio de fotografía, así que no tuvimos que trasladarnos. Teníamos que seleccionar ropa para las dos modelos que nos acompañarían esos días, Charlotte Coquelin, francesa, y Julia Jones, inglesa. La campaña que íbamos a fotografiar era la SS 2016.

Ese día por la mañana, fotografiamos la colección Oky’s, una colección casual y chic. Es una colección llena de detalles, como los “cut out shoulders”, y con mucho colorido y estampados. Mi trabajo consistió en ayudar a la estilista a vestir a las modelos, y una vez que ellas estuviesen colocadas en el set de fotografía, ajustarles la ropa y los complementos para que saliesen perfectos en las fotos. Con algunos looks tuve que entrar en el set ¡entre disparo y disparo! Y así fueron pasando las horas, entre ropa, complementos y fotos.

Hicimos una pausa para comer, y después de un merecido descanso, volvimos a la carga. De nuevo, preparar ropa y complementos mientras la maquilladora les cambiaba el peinado y el maquillaje a las dos modelos, ya que ahora tocaba fotografiar una colección nueva, Event. Esta colección está pensada para ocasiones especiales, por lo que necesitaba unos looks de belleza más arreglados y unos complementos más rompedores. Y de nuevo, mi trabajo fue ayudar a la estilista y dejar impecables a las modelos para que saliesen perfectas en las fotos. Y así llegamos al final del primer día. Era hora de irse a casa y descansar, porque el día siguiente parecía que iba a ser igual.

1

 

A la mañana siguiente, con las pilas ya cargadas, volvimos al estudio a fotografiar la línea principal de la marca, Oky^Coky. Esta colección es una más femenina, con un corte elegante y clásico. De nuevo, las modelos tuvieron que peinarse y maquillarse para estar adecuadas a los looks que les íbamos a poner, mientras nosotras acabábamos de ordenar la ropa y de elegir los complementos. Y así, el día fue pasando de la misma manera que el anterior, entre ropa, complementos y fotos.

El tercer día prometía ser muy interesante y divertido, ya que tocaban las fotos para la campaña de imagen, no de lookbook, que era lo que habíamos hecho los días anteriores. Para realizar estas imágenes, nos fuimos a un camping abandonado al lado del mar. El lugar era decadente, se podía recorrer el restaurante, la cafetería, las cocinas o la recepción y ver cómo quedó todo cuando se dejó de usar. Realmente solo lleva abandonado unos 15 años, pero al estar tan pegado al mar y en una zona con mucho viento, estaba muy deteriorado. La hierba estaba muy alta, y hasta ¡había ovejas! También había tres o cuatro pequeñas casas, la mitad derrumbadas por completo, y las otras a punto. Estaba prohibido tocar nada de ellas, ni la estructura, por lo que pudiese pasar.

2

6

5

 

Allí, en el camping, hicimos lo mismo que los días anteriores, preparar la ropa y complementos mientras la maquilladora ponía a punto a las modelos, esta vez sin peinados elaborados, ya que el viento imposibilitaba la tarea. El lugar en el que vestimos a las modelos era una furgoneta, que acondicionamos, colgando la ropa en unas barras, y poniendo un par de mesas para los complementos. En este caso, no era necesario estar pendientes de las prendas que llevaban las modelos durante el shooting, ya que eran unas fotos más naturales. Así que mientras se hacían las primeras fotos, nos dedicamos a montar un tipi, improvisando con barras, cuerdas y telas, para más tarde hacer unas fotografías, y, no es por presumir, pero ¡nos quedó genial!

3

4

 

También teníamos una caravana, y las fotos de la mañana, en la que hicimos la colección Oky’s de nuevo, se hicieron entre el campo, la caravana y el tipi. Era claramente un estilo hippy-chic. Después de eso nos fuimos todos a comer a un restaurante cercano. Descansamos un rato, ya que al mediodía hacía demasiado sol para trabajar, y un rato después volvimos al camping. Durante la tarde se hicieron las fotos de imagen de Oky^Coky, entre las casas abandonadas y la piscina, enorme y vacía. Unos looks un poco más arreglados, pero a los que el ambiente decadente acompañaba perfectamente.

Y a medida que caía la tarde, los looks se iban acabando. Solo nos quedaba recoger y marcharnos. Había sido una experiencia increíble. Una primera semana inigualable.

Un saludo,
Alba Irina Fernández Fernández. C.S.U de Marketing y Comunicación de Moda y Lujo.


Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


+ 5 = doce

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS