Diario de una estudiante » Estrategias de Relaciones Públicas

2 febrero 2016

Estrategias de Relaciones Públicas

Desde hace años me siento atraída por todo lo relacionado tanto con el mundo de la moda, como con el de la comunicación corporativa, es por eso que quise especializarme realizando algunos estudios que me permitieran compaginar ambas cosas a la vez. Este año he decidido probar con el Curso Superior Universitario de Relaciones Públicas, Visual Merchandising y Estilismo de la Universidad Complutense de Madrid y la Revista Elle, ya que después de graduarme en Publicidad y Relaciones Públicas, veía necesario especializarme en la parte de estas disciplinas que verdaderamente me apasiona.

En el primer módulo de este curso hemos estudiado todas las cuestiones que tienen que ver con el mundo de las Relaciones Públicas, que dan vida a marcas, eventos y personalidades del mundo de la moda y el estilismo, un fenómeno que cada vez está tomando más importancia.

Por esta razón he realizado la primera interesante práctica voluntaria que nos han propuesto, con el objetivo de explicar de manera sencilla cómo se puede posicionar una firma de moda en el sector del lujo a través de las correctas estrategias de Relaciones Públicas.

1

Crear desde cero una nueva marca siempre es un proceso difícil y arriesgado, que requiere de ciertas tácticas de comunicación que deben estar planeadas de antemano.
En el caso del sector de la moda y el lujo, este proceso se complica aún más, puesto que la competencia entre las empresas del ámbito cada vez es mayor y para triunfar se requiere una clara diferenciación.

Para este fin existen las Relaciones Públicas, una de las herramientas más valiosas del marketing mix, que ayudan a construir el perfil ideal de la empresa para darlo a conocer a sus diferentes públicos creando una imagen favorable.

El primer paso en este largo camino, será crear una imagen corporativa para la nueva firma. Toda empresa tiene su imagen, tanto si la ha creado por sí sola como si es el público quien lo ha hecho a través de sus valoraciones a lo largo del tiempo. En cualquier caso, lo mejor será que la propia institución decida cuáles son los valores que va a darle a su firma.

La construcción de esta imagen corporativa puede partir bien de atributos físicos de los productos ofertados (como los colores, las formas, y sobre todo la calidad, que es el concepto clave a la hora de posicionar tangiblemente una firma de lujo) o bien de las características intangibles que desee transmitir la marca; en el mundo de la moda son frecuentes las alusiones a la juventud, la sensualidad, o la elegancia. Estas últimas son mucho más valiosas porque perduran más a lo largo del tiempo y a la vez hacen posible que los individuos se identifiquen con la marca si observan que esta tiene una personalidad similar a la suya, creando un sentimiento de fidelidad. Hay que elegir responsablemente las especificaciones de la marca en este punto, puesto que después será muy difícil rectificarla si ésta empieza teniendo una acogida negativa.

La imagen corporativa se materializará a través de elementos visuales como el logotipo de la firma, que será creado para que esta pueda diferenciarse del resto de su competencia. Debe ser lo más original posible sin abandonar la sencillez y la elegancia, ya que cuando hablamos de moda, el logotipo adquiere especial importancia porque es posible que esté presente en varias o todas las piezas de cada colección, siendo la primera seña de identidad distinguible.

Una vez la empresa haya consolidado la imagen de la firma, (en primer lugar empezando por concienciar de ella a los públicos internos), el siguiente paso hacia el éxito será identificar los principales públicos objetivos externos.

La primera tarea a realizar por la empresa para esta finalidad será llevar a cabo una segmentación de mercado para encontrar el target al que debe dirigir sus esfuerzos de comunicación externa. En este caso, al tratarse del sector de lujo, se presupone que se tratará de población urbana de nivel adquisitivo medio alto o alto, pero es la empresa quien dependiendo de sus objetivos e intereses libremente decide si quiere centrarse en productos específicos para hombres, mujeres, niños, adultos, amantes del estilo casual, deportivo, clásico, o incluso en varias líneas de producto que ofrezcan todo ello a la vez.

Una vez se hayan encontrado los nichos de mercado deseados, se puede pasar a llevar a cabo un plan de comunicación externa que refleje los objetivos de la empresa en esa parte de la sociedad. En el competitivo mercado actual, quien no se comunica se queda atrás con respecto a su competencia y es prácticamente como si no existiera. Para evitar esto, la empresa debe servirse de las herramientas del marketing mix que puedan serle de beneficio, como la Publicidad y las Relaciones públicas.

Para hacer publicidad es necesario que la organización fije un presupuesto que esté dispuesta a invertir, que realice una selección de medios de comunicación donde quiere hacer apariciones pagadas, y que estime un tiempo de duración para la campaña de lanzamiento de la marca.

2

Sin embargo, al desconocer el presupuesto de una empresa cuando ésta acaba de nacer, es recomendable dar mucha importancia a las técnicas de Relaciones Públicas, ya que ésta es la herramienta del marketing mix que sostiene el mundo de la moda (si hubiera que invertir todo en publicidad y otros elementos, puede que las organizaciones no pudieran hacer frente a los gastos), además de ser mucho más cercana y humana que la Publicidad, creando más sensación de confianza.

Una de las mejores estrategias posibles a la hora de dar a conocer una nueva marca que quiere posicionarse en el mercado de la moda de lujo, es organizarun gran evento de presentación. Para llevar a cabo correctamente un plan estratégico de Relaciones Públicas en un evento de moda, estos son unos posibles pasos a seguir:

-En primer lugar, es necesario poner en marcha el plan de comunicación interna, donde se informará a los públicos de dentro de la propia organización de todos los detalles relacionados con el evento. Dos buenas formas de llevar a cabo esta comunicación interna sin invertir demasiado presupuesto son el email corporativo informativo y/o una reunión corporativa interna donde se especifique el concepto clave que va a dar vida al desfile, qué colección se quiere presentar, cuándo y dónde será, cuánto durará, qué medios de comunicación o personajes públicos aparecerán, etcétera.

-Después, se procede al plan de comunicación externa, que es crucial porque de él depende el éxito del evento y posteriormente, de la firma. Para la organización, en este momento se abren dos grandes posibilidades entre las que elegir:

1. Contratar una agencia de comunicación (o de comunicación especializada en moda), o de Relaciones Públicas que realice por sí misma la estrategia que ha de seguir la marca para llevar a cabo la producción de este evento.

2. Que el propio departamento de comunicación de la empresa construya un plan de comunicación estratégico supervisado tanto por la dirección como por el dircom o portavoz del equipo, realizando las tareas propias de una agencia.

Si finalmente la organización decide llevar a cabo su propio plan de comunicación externa, estos son unas posibles pautas a seguir para conseguir la mayor cobertura posible y garantizar el éxito del evento:

A. Ubicación y fecha: Es importante tener en cuenta que la fecha no coincida con otros acontecimientos importantes dentro del sector de la moda, del cine, de la música…

B. Invitaciones: Es necesario que asistan personas famosas relacionadas con el mundo de la moda, quizás actores o modelos que aparezcan en el front row, así como los mejores fotógrafos contratados por la propia empresa. También hay que tener en cuenta el contacto con los principales bloggers, youtubers o influencers en caso de que la marca haya decidido que sirven de apoyo al plan de comunicación. Incluso se puede negociar regalar prendas de la colección a ciertos bloggers a cambio de que sean la imagen de la marca durante un periodo limitado de tiempo.

C. Contacto con los principales medios de comunicación de moda que deben asistir a cubrir el evento para poder convertirlo en noticia de interés público. Tras la realización de este evento, es de esperar que los profesionales de Relaciones Públicas de la firma hayan establecido contacto con los principales medios de comunicación deseados (revistas y sitios online) y hayan pactado crear contenidos editoriales que hablen de esta nueva marca en sus principales soportes, por ejemplo nombrando la firma en un artículo de una sección de moda de una revista femenina, o en un blog famoso de una chica cuyo estilo concuerde con los productos de la firma, dando así a conocer su nombre. Este contenido no está pagado, por lo tanto no puede considerarse publicidad ya que no está orientada a vender, sino a presentar un producto con la imagen más favorable posible.

D. Cubrir la noticia en directo una vez que el desfile ha comenzado. Tener redes sociales y personas profesionales que las gestionen adecuadamente, en la actualidad son cosas absolutamente necesarias para que todos los esfuerzos de comunicación de la marca den sus frutos, ya que hacen posible la comunicación bidireccional, lo cual permitirá a la marca ver qué publico habla de ella, y si lo hacen positiva o negativamente, a la misma vez que permite al público ser creador de sus propios contenidos para la firma. El target valorará positivamente que la marca esté presente en social media ya que da sensación de cercanía y confianza el hecho de saber que si tienen alguna duda o sugerencia alguien estará ahí para escucharla.

Victoria Sánchez Carpe. C.S.U. RR.PP., Visual Merchandising y Estilismo


3 Comentarios

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


nueve + 3 =

Subscríbete a los comentarios vía RSS