Diario de una estudiante » Hermès hors les murs

10 enero 2017

Hermès hors les murs

En el curso de Marketing y Comunicación de Moda y Lujo que comencé en el mes de noviembre, nos hablaron de la artesanía como uno de los rasgos principales del lujo. Siendo París la capital del lujo por excelencia, las marcas francesas hacen referencia a esta característica como el “savoir-faire” que, en los últimos meses, hemos podido ver como tema recurrente a la hora comunicarse con los clientes. Un gran ejemplo es el desfile otoño/invierno 2016/17 de alta costura de la Maison Chanel en el que pusieron en escena a sus propias costureras. Así mismo, Louis Vuitton en su exposición en el Grand Palais de París del año pasado, hizo un hueco a sus artesanos en un viaje entre baúles y bolsos.

Una vez más, otra de las firmas de lujo por excelencia ha querido poner al alcance de todos el secreto de sus talleres. En este caso se trata de Hermès, que entre los días 18 y 26 de Noviembre celebró en París sus jornadas de puertas abiertas “Hermès hors les murs” (Hermès extramuros).

En un espacio de aire industrial, como es el Carreau du Temple, instaló la marca durante una semana a sus artesanos, con una puesta en escena delicada para que no perdiésemos detalle. Con esta experiencia se pudo descubrir cómo es la caja de uno de sus relojes, ver ensartar diamantes en un brazalete o descubrir el proceso de creación de una montura para caballo.

imagen-2

Sin embargo, uno de los procesos que se lleva mayor atención es la elaboración de los clásicos pañuelos de seda. Durante el proceso estos trocitos de seda pasan por tres artesanos diferentes sin contar los fabricantes de las materias primas.

Todo comienza con un diseñador al que la casa Hermès compra el dibujo. Pero lo más sorprendente es que esta imagen está en blanco y negro. De esta manera son los diseñadores de la casa los que se encargan de elegir los colores según modelos y temporadas.

Una vez la imagen está completada con colores, pasa a manos de los diseñadores gráficos. A través de programas informáticos, re-dibujan cada uno de los colores y los separan por capas. Éstas serán impresas en negativos para fabricar las planchas que servirán de plantilla a los artesanos que pintan a mano los pañuelos. Una vez estos han terminado de pintar y los tintes están completamente secos son transferidos a las costureras. Ellas se encargan de terminar los bordes con el característico rulo que hace el contorno del pañuelo.

imagen-1

Cada una de las manos por las que pasa cada uno de estos producto, ya sea un pañuelo, un bolso o una corbata, tiene detrás años de formación dentro de la casa. Como anécdota, para la elaboración de cada modelo de bolso hay una formación distinta, la duración del aprendizaje para la realización de un Birkin es de un año, en ese tiempo sólo se trabaja sobre ese modelo.
Un secreto, cada artesano firma sus creaciones y es capaz de reconocerlas sólo con verlas.

Estos eventos muestran como las marcas de lujo no se conforman con la excelencia, sino que buscan compartirla con sus clientes y han encontrado en sus artesanos la mejor manera de comunicarlo.

María Martínez, Alumna del CSU Marketing y Comunicación de Moda y Lujo.


Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


3 − = uno

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS