Diario de una estudiante » La moda va por dentro (y no entiende de tallas)

4 julio 2017

La moda va por dentro (y no entiende de tallas)

Ese momento en el que tu madre te lleva por primera vez a comprar un sujetador supondrá la llegada inminente de una pubertad que, sin prevui aviso, modificará tu cuerpo de por vida. El mío fue un modelo blanco, preformado y con aro. Sin armar. Una bolsita de plástico, unida al sujetador con un lazo que guardaba dos tirantes más, uno naranja y otro de silicona. Desde ese mismo instante, el sujetador se convertirá en una pieza imprescindible de nuestra vida, pero ¿alguien te ha explicado alguna vez cuál es tu sujetador perfecto? Ese trozo de tela, cuya fabricación conlleva más de 80 piezas, va a afectar de manera directa a cualquier cosa que nos pongamos por encima, pero, sobre todo, va a afectar a la relación que tengamos con nosotras mismas.

La comodidad y la belleza de una prenda que utilizamos a diario es fundamental para sentirse bien. Además, utilizar una talla correcta de sujetador va cuidar la salud de nuestro pecho. AVISO: Si se sube la tira de la espalda, se sale el pecho por fuera de las copas, queda hueco o los aros no quedan pegados a la piel debajo del pecho, significa que NO es la talla correcta.

Encontrar un sujetador para mí era cada vez más difícil hasta que, tras un Erasmus en Italia del que volví con un par de tallas más, encontré REINAS, una corsetería especializada en el centro de Valladolid. Entré desesperada pidiendo una 100C y salí con un precioso sujetador negro, con plumeti y encaje en color arena de la marca inglesa Freya (especializada en copas grandes con poca espalda) en la 85G. Allí conocí que la parte numérica sirve para determinar el contorno mientras que la letra es la copa, y que la relación entre ambas va a delimitar cual es nuestra talla de referencia.

Desde hace un año pertenezco a esa pequeña gran familia y paso los días en el probador explicando cuál es el sujetador perfecto, cuáles son sus cuidados adecuados y dando un asesoramiento personalizado para determinar qué cortes son los que más favorecen en función de la forma del pecho.

Cada día vestimos a todo tipo de mujeres con corsetería, moda baño y shapewear. Disponemos de todas las tallas que existen en el mercado (aproximadamente 86, con contornos de la 75 a la 135 y copas de la A a la K) y trabajamos a diario para mejorar nuestra oferta y nuestra formación (que es el principal motivo por el que estoy realizando este curso).

Aunque consideramos que el negro es un buen fondo de armario, trabajamos con varias firmas internacionales para tener siempre lo último en corsetería. Por eso sabemos que el amarillo canario, el azul cielo y el rosa son tres de los colores de esta temporada, y que el estampado floral japonés es tendencia. Avisamos de que el bandeau es el bikini más vendido, que el bañador ha llegado (y lo ha hecho para quedarse) y que el rosa maquillaje es el nuevo color piel.

Trabajamos así con una gran variedad de colores, tallas y formas, pero, sobre todo, trabajamos con mujeres. Mujeres que están cansadas de estar incómodas, que eligen lo que les gusta y se atreven. Mujeres decididas a posar para un calendario benéfico. Mujeres cambiantes, embarazadas, mastectomizadas, con menopausia, con curvas y sin curvas. Mujeres a las que cada día en el probador cambiamos un trocito de vida, para que se sientan guapas por dentro y por fuera…porque nunca debes subestimar el poder de una buena lencería en un mal día.

Lara Álvarez Carrasco, Alumna CSU RR.PP, Visual Merchandising y Estilismo


2 Comentarios

  • 1. carmen vecchio  |  4 julio 2017 - 20:53

    so cool
    Mrs NoOne

  • 2. María  |  6 julio 2017 - 01:11

    Estupendo post, generalizando pero estamos todas retratadas en él. Felicidades.

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


dos + = 10

Subscríbete a los comentarios vía RSS