Diario de una estudiante » MODA Y DERECHO EN EL ÁMBITO DIGITAL: ¿QUÉ ES FASHION & DIGITAL LAW?

6 julio 2017

MODA Y DERECHO EN EL ÁMBITO DIGITAL: ¿QUÉ ES FASHION & DIGITAL LAW?

Fashion Law  o Derecho de la moda nace  en los prestigiosos bufetes de abogados de Nueva York ante la necesitad de regular materias relacionadas con el sector de la moda. Se trata de asesorar jurídicamente a las empresas de este sector y dar solución a los problemas legales a los que se enfrentan. La globalización y el notable aumento del uso de las nuevas tecnologías (TICs), llevan consigo la clara necesidad de una regulación digital, sobre todo para las empresas o diseñadores de moda que comercializan online. Así nace FASHION & DIGITAL LAW  

Podemos decir que el FashionLaw engloba los siguientes amplios campos relacionados con el Derecho: Propiedad Intelectual, Financiación y estructuras corporativas, Fabricación, Marketing (MarketingDigital) y Ventas, Ética y sostenibilidad, y Comercio Internacional.

Fashion& Digital Law, como prefiero denominarlo, crea la perfecta simbiosis entre Moda, Derecho y Negocio Digital (comercio electrónico,e-commerce).

Cuando diseñadores nóveles o empresas de moda crean su marca, el primer paso, es el registro de la misma: en España, en la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM). Muchas veces se olvida la importancia del registro de la marca, y es un aspecto fundamental si no quieres que otra empresa se acabe denominando igual que tú, o incluso termines teniendo problemas legales. El régimen jurídico aplicable en España es la  Ley 17/2001, de 7 de diciembre, de Marcas, y en base a ella, debemos hacer el registro del nombre comercial o el signo distintivo, para no incurrir en errores tales como el del Caso Hermès, que cuando desembarcó en China y comenzó a vender sus productos, registró su marca como Hermès pero no registró su traducción fonética al chino (Aimashi), y la empresa Dafeng aprovechó la coyuntura registrándola por su nombre en chino, hecho por el cuál, tras una  batalla legal, se le prohibió a la francesa su comercialización  en este país con dicho nombre. Otro curioso caso es el de Amancio  Ortega, cuando creó su primera marca Zorba no pudo registrarla porque ya existía una firma con ese nombre, por lo que tuvo que denominarla Zara, aunque ni él mismo imaginaría el éxito que supondría este nombre.

Recientemente, otro polémico caso en EEUU enfrentó a dos celebrities: Kylie Jenner y Kylie Minogue. La hermana pequeña del clan Kardashian pretendía registrar su marca de cosméticos “Kylie” pero la cantante Kylie Minogue bloqueó este proceso de registro (ante la USPTO, United States Patent and Trademark Office) ya que en el pasado se habían utilizado cosméticos a nombre de ésta y podía llevar a confusión de sus fans, así como dañar su imagen. Finalmente, tras dos años de negociaciones parece que Kylie Minogue da vía libre a Kylie Jenner para que proceda al registro de “Kylie”.

Otro caso que envolvió en polémica a Kylie Jenner fue el del pasado invierno, cuando una maquilladora profesional, Vlada Haggerty, acusaba a Kylie de plagiar una foto de Instagram de la cuenta “Kylie Cosmetics”  de la pasada campaña de navidad. Os dejo la comparativa para que juzguen ustedes mismos.

Y es que este tipo de casos no es el único, bien es por todos conocidos que numerosas empresas de fast fashion “se inspiran” a la hora de crear sus colecciones ready-to-wear “clonandodiseños de colecciones de firmas de lujo. Pero, ¿Hasta que punto esto es legal? ¿Dónde está la delgada línea entre falsificaciones o inspiraciones? En nuestro Código Penal Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal -, se regulan estos delitos relativos a la Propiedad Industrial.  En el artículo 274, se establecen los requisitos por los cuáles se considerará un delito de falsificación, castigado con penas que oscilan entre 1 y 4 años de prisión.

Los siguientes aspectos y cuestiones son los que tendremos en cuenta, principalmente, para examinar si se está rebasando la línea de la legalidad:

1 ¿Está registrado el diseño, el logo o la marca imitada?  En caso de que la marca o el diseño original no esté registrado no podrá considerarse copia o falsificación, de ahí la importancia del registro.

2 ¿Existe consentimiento del titular del derecho? Si el titular de este derecho de propiedad industrial (marca o diseño) registrado da su consentimiento o autorización para el uso de este producto a través de un contrato, será lícito ese clon del diseño original.

3 ¿Hay ánimo de lucro? Para considerarse delito debe haber un fin comercial. Si a título particular, te haces una camiseta que ponga CHANEL o se la regalas a un amigo, no se podrá considerar ilícito.

Todo estos aspectos, entre otros, son los que regula el FashionLaw, y concretamente, el Fashion& Digital Law, espero haberos transmitido el concepto ¡estoy a vuestra disposición para cualquier duda que os pueda suscitar en el email patricia@fashiondigitallaw.com o en redes sociales @fashiondigitallaw !

Patricia Eseefe, alumna CSU Marketing Digital de Moda.


4 Comentarios

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


+ 7 = quince

Subscríbete a los comentarios vía RSS