Diario de una estudiante » ¿ME CONCEDES UN DESEO?

26 septiembre 2017

¿ME CONCEDES UN DESEO?

Eran las once y media de la mañana cuando accedimos al backstage en el que Juan Duyos, uno de los diseñadores patrios más reconocidos, ultimaba los detalles de sus diseños. Los detalles de una colección inspirada por una emoción. Una emoción tan mágica como es el deseo. El deseo de querer vivir el ahora, disfrutar de la vida y sentir el momento. El deseo de convertir los sueños en una realidad tangible.


Después de muchos días de nervios no podía creer que ya estuviera allí, rodada de personas a las que les apasiona la moda tanto como a mí. Charlar con Duyos y Gloria, la creadora de Marybola, la marca de joyería que complementaba los looks creados por el diseñador, fue toda una experiencia. Los nervios desaparecieron de golpe y mi interior empezó a enriquecerse de una forma brutal. La emoción del deseo empezó a apoderarse de mí. Deseo por conocer más, por descubrir todos los secretos de la nueva colección. Deseo por ver todos y cada uno de los diseños. Vivir los momentos previos al desfile desde el corazón de la marca fue emocionante. ¡Jamás podré olvidarlo!


Estar rodada de personas con una creatividad tan abrumadora como la de Duyos era mágico. El ganador del premio a la Mejor Colección de la MBFWM en la edición anterior, nos contó que su colección era un chute de energía, un deseo de que el verano de 2018 estuviera lleno de luz y de color. ¿Y hay algún color que represente mejor la alegría y la vida que da el verano que el verde, rosa y amarillo? Una gama cromática con la que el diseñador jugó sabiamente. Pasó de rosas pastel a rosas fucsia, sin olvidarse del rosa chicle que las cuarenta modelos que desfilaron lucieron en su cabello. Una oda a la vida.


El desfile empezó con unas luces discotequeras de color fucsia revoloteando por la pasarela, una pasarela forrada con un color dorado que se fundía con las plataformas que lucían las modelos. Los cuarenta diseños del madrileño empezaron a iluminar la sala. Desprendían vitalidad y fantasía. Brillos combinados con ‘paillettes’, pendientes y collares XXL fabricados con gemas de Marybola, transparencias y faldas de tul… Era un verdadero cuento de hadas.

Después de la fiesta de ayer, hoy es fácil reconocer a todos los que asistieron al desfile. No solo por la pulsera solidaria de tejido vegetal diseñada por Duyos con la que obsequiaron a los presentes, y que fomenta “la protección del medioambiente”, sino por qué todos desprendemos una energía particular. Un deseo irrefrenable de que empiece un nuevo verano.

Sin duda ha sido una experiencia increíble y un deseo más que concedido gracias al Máster de Márketing de Moda de la UCM y la revista ELLE. Ahora solo queda desear que no sea el último y que de aquí, salgan cosas tan increíbles como las de hoy.

¡A seguir pidiendo deseos!
Irina Crespo, alumna del Máster de Márketing de Moda.


1 comentario

  • 1. Alvaro Moreno Magan  |  27 septiembre 2017 - 11:43

    Que emoción leer el blog!
    Espero coincidir contigo en el Máster y compartir esa pasión con la moda!
    QUE LLEGUE NOVIEMBRE YA! 🙂

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


− 9 = cero

Subscríbete a los comentarios vía RSS