Diario de una estudiante » ONCE AGAIN

9 febrero 2018

ONCE AGAIN

Ha vuelto a pasar. Ha sucedido. Una vez más, la ropa, la indumentaria, como señal de protesta, como llamada de atención, como primer foco visual de una profunda reivindicación.

Obviamente me estoy refiriendo a la unívoca decisión que provocó que todas las mujeres asistentes a la ceremonia de los Golden Globes Awards de este año (a excepción, creo, de tres de ellas), optasen por vestir de negro en la colorida alfombra roja que precede a la gala.

Hace unas semanas todos los medios de comunicación se hicieron eco de lo acontecido durante la celebración de dichos premios. Durante la ceremonia, hubo quien realizó algún alegato feminista, quien intentó ser gracioso, y quien dio un histórico y sentido discurso reivindicativo -cómo olvidar a Oprah- pero, en mi humilde opinión, lo más increíble de esa noche, el verdadero éxito, fue el hecho de que todas esas mujeres, actrices, directoras, productoras, etc.se unieran y fundieran en el negro como señal de protesta contra los abusos sexuales y la discriminación en Hollywood, dejando de lado cualquier lícito deseo individual de llamar la atención. Eso fue MAGIA.


El negro es un color fuerte, entraña protesta y rebeldía, no en vano ha sido el color usado por grupos sociales para expresar su deseo de transgredir las normas y la cultura impuestas, y vivir al margen de ellas (véanse los rockeros, los punks). Pero también es un color discreto, sobrio, elegante, que simboliza la tristeza, pero que también otorga a quien lo usa poder, control y autoridad.

No tengo la menor duda de que el incipiente grupo de actrices, que lideró la iniciativa de apostar todo al negro esa noche, conocía todos y cada uno de los atributos cromáticos del color escogido. Y a través del mismo expresaban un “¡Ey, sí, es una fiesta y vamos a pasarlo bien, pero ¿sabéis qué? estamos tristes por lo sucedido, así que también vamos a protestar y reivindicar nuestro poder!”.

Y es que, si bien era una noche para celebrar, lo era, mucho más, para reivindicar. Ojalá sea, realmente, el inicio de una nueva época. Time is up.

María Ruiz Barranco. Alumna Diploma Marketing y Comunicación de Moda y Lujo.


Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


5 + = trece

Subscríbete a los comentarios vía RSS