Diario de una estudiante » LOS PRIMEROS PASOS SOBRE LA PASARELA

30 marzo 2018

LOS PRIMEROS PASOS SOBRE LA PASARELA

Con los primeros desfiles de la temporada, me vino a la mente cómo serían los inicios de estos deslumbrantes espectáculos, en donde se puede vislumbrar qué prendas se verán en las calles la próxima temporada, o simplemente, disfrutar con y de la moda.

Pues bien, investigando un poco descubrí, que la presentación de las primeras colecciones de moda comenzó en los salones parisinos a finales del siglo XIX, allá por 1858. Charles Frederick Worth, comenzó a enseñar a su distinguida clientela una selección de patrones de sus nuevas creaciones a los que llamó “colección”. También, fue el primero en presentar sus creaciones sobre maniquíes de carne y hueso, surgiendo así las primeras Gigis, Kendalls o Kaias.

Las reglas de estas primeras colecciones eran claras y sencillas: todas las prendas debían de ser únicas y realizadas a la medida. En el desfile de cada colección tenían que presentarse, como mínimo, veinticinco looks, y la firma en cuestión, debía participar como mínimo en dos desfiles al año.

Al principio, estas presentaciones de moda, reservadas para clientes pudientes, se solían celebrar en residencias privadas o en los salones de las maisons de couture. Poco a poco, fueron ganando, en cuanto a la puesta en escena se refiere, con decorados más cuidados y con la introducción de una agradable música de telón de fondo, con el propósito de que se convirtieran en una experiencia y en toda una fiesta de la moda. Si lo analizamos bien, podemos encontrar los mismos ingredientes que en los desfiles más cools y recientes de las últimas fashion weeks.

La Segunda Guerra Mundial y la ocupación de Francia por los nazis, cortaron de raíz todas estas manifestaciones. Sin embargo, en Nueva York y gracias al impulso de Eleenor Lambert se funda en 1943 la Press Week, cuya finalidad consistía en promocionar el diseño de moda americano. Un evento al que solo podía asistir la prensa especializada. Durante su primera edición, apenas pudieron acceder 53 editores de moda, en la actualidad son más de 150 los invitados que se desplazan hasta allí para la ocasión. Pero, quizás, lo más curioso de la historia de la Fashion Week neoyorquina sea el anecdótico motivo de su actual ubicación. En 1993 el Consejo de Diseñadores de Moda Americano anunció la centralización de sus desfiles en el Bryant Park de Nueva York.

Hasta esa fecha, habían tenido lugar en boutiques o en los talleres de los diseñadores, pero el derrumbe de un techo durante un desfile de Michael Kors precipitó esta decisión.

El éxito de la Press Week neoyorquina animó al aristócrata italiano Giovanni Battista Giorgina, quien en 1952 organiza una serie de presentaciones de moda de marcas italianas en el palacio Pitti de Florencia.

En 1957, los desfiles en Florencia alcanzaron tal éxito, que la ciudad no tenía capacidad suficiente para poder acoger a toda la masa de personas que se desplazaban para asistir a los mismos. Por este motivo, el evento se transfiere a Milán, dando lugar a una de las ubicaciones más icónicas de los desfiles de moda.

Y de Florencia, nos trasladamos a la ciudad del Big Ben. En 1961, tiene lugar la primera presentación de moda en Londres para dar a conocer el movimiento vanguardista mod. Hubo que esperar hasta el año 1973 para que se creara oficialmente la Semana de la Moda parisina en Versalles. Para recaudar fondos para la restauración del castillo, cinco grandes marcas francesas de la talla de Dior, Yves Saint Laurent, Givenchy y Oscar de la Renta organizaron en noviembre de ese año un desfile.

En 1984 comienzan los desfiles en Londres. Resulta curioso que lo que recuerde a la Fashion Week londinense tal y como la conocemos en la actualidad, comenzara en un “glamuroso” parking situado en el oeste de Londres.

En fin, pequeños y grandes cambios que dan como resultado la celebración de más de 140 Fashion Weeks en todo el mundo. Un viaje a lo largo de la historia, que nos demuestra que aunque hayan cambiando los escenarios, las ciudades, los diseñadores y las modelos, hay algo que siempre permanecerá en el tiempo más allá de esos primeros pasos: la esencia de esas brillantes puestas en escena, que contribuyen a transmitir el espíritu de las marcas, y que nos trasladan a mágicos mundos, donde la protagonista es la misma MODA.

Un abrazo,
Mª José Sánchez Medina. Antigua alumna Diploma Marketing y Comunicación de Moda y Lujo.


2 Comentarios

  • 1. markodi  |  31 marzo 2018 - 11:14

    Me encantan los tonos de color

  • 2. José Marín  |  19 abril 2018 - 13:56

    Qué bonita pasarela, quizá unas cortinas de cristal le darían un ambiente más actual

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


8 + uno =

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS