Diario de una estudiante » LA RIÑONERA, MI NUEVO BOLSO

4 mayo 2018

LA RIÑONERA, MI NUEVO BOLSO

¿Y el tuyo también? A mí, me encantan los bolsos, ya sean grandes, pequeños, de mano, cruzados, lisos, de colores… no obstante cada día me gustan más las riñoneras. Antes solía utilizarlas únicamente cuando salía a caminar o para hacer deporte.

Usaba una de color negro bastante grande, donde me cabía el teléfono, el paquete de clínex, las llaves, el cacao de labios (que siempre me acompaña) y aún me sobraba espacio. Comodísima.

Hace un par de semanas me fui de viaje y a parte de los bolsos, me lleve esta riñonera. Normalmente cuando hacemos viajes solemos caminar bastante y muchas veces el bolso nos puede llegar a molestar. Así que en este viaje pensé que a lo mejor usar riñonera me sería más cómodo, y descubrí que sí. Mucho más de lo que pensaba, ya que os tengo que decir que todos mis bolsos se quedaron en la maleta.

No sé cómo las recordareis vosotras, pero yo, las que tenía cuando era pequeña eran en tonos muy aburridos, y la mayoría eran principalmente masculinas, en tonos oscuros… y teníamos poca variedad para escoger. Pero ahora tenemos un gran abanico de diseños, colores, materiales, tamaños… Actualmente casi todas las marcas tienen, y cada cual más bonita, como podéis juzgar vosotras mismas en las fotos que adjunto.

Me puse a pensar sobre las riñoneras, y vi que usarlas solo nos aporta ventajas. Así que allá vamos. De las ventajas que nos da la riñonera (aparte de velar por nuestra salud de la espalda) es que, solo llevas lo exclusivamente necesario. Seguro que alguna vez ¿habéis estado mil horas buscando las llaves?, ¿buscando el móvil?, ¿buscando cualquier cosa que no encuentras? Vamos cargando los bolsos de tal forma que llega un momento que tenemos más cosas en él, que en casa. Y no hablamos del bolso que se convierte en bolso maletín, porque yo, y seguramente que tú también, he llegado a llevar en mi bolso un portátil, un libro, una libreta, un boli, maquillaje, kleenex, el labial de cacao, el paraguas, el móvil, los cargadores, las gafas de sol, las gafas de leer, los guantes, la crema de manos… y, como no, coger un dolor de hombro impresionante.

Otra de las ventajas es que nos quedan las manos completamente libres. Ya sé que no llevamos el bolso en la mano todo el rato, pero es curioso que cuando llevamos riñonera nos sentimos más libres. ¿Os pasa a vosotras también? A mí sí.

Otra ventaja es que si caminamos, por ejemplo por el centro de Madrid o Barcelona o cualquier otro sitio donde haya multitudes de personas, no tenemos que estar “pendientes”. Ya me entendéis.

Otra ventaja es que incluso puede estilizarte. Si la llevas justo a la cintura, marca más tu cuerpo y junto con la textura, la forma y el color influye en la percepción de tu figura.

Tenemos muchas otras ventajas, pero tampoco quiero extenderme demasiado. Creo que con estas ya nos hemos hecho una idea de las ventajas, ¿no?

En cuanto a los diseños existen todo tipo de riñoneras, incluso las hay enormes. Yo, en este caso, no me estoy refiriendo a estas. No me estoy refiriendo a las que sustituyen al bolso en todo su sentido. Precisamente la diferencia entre la riñonera y el bolso, desde mi punto de vista, es para llevar lo justo y necesario, incluso, si tiene que sustituir a alguna prenda es en ocasiones para sustituir al cinturón. De hecho en este viaje que os comentaba, yo la llevaba encima de la chaqueta. Una chaqueta larga de color negro, y la riñonera por encima de color negro también, como podéis ver en la foto. También las hay que puedes cambiar la asa y son dos en uno. Es decir, son bolso y son riñonera en función de cómo te pongas la asa.

A lo mejor esto que voy a decir ahora ya lo sabíais o bien lo habíais escuchado alguna vez. Pero estuve buscando la historia de la riñonera, y al leerla me hizo gracia que la llamen también, koala, canguro o cangurera. Y claro, pensándolo, tiene toda su lógica. De hecho todos los nombres tienen su lógica. La riñonera llegó a su máxima popularidad a finales de los 80 y a principios de los 90 y ¿sabéis en que colores? Pues todos menos los discretos y aburridos que yo recordaba. Cuanto más fosforito mejor. Salieron en tonos azules, amarillos, rosas, verdes… pero todos súper vistosos. No sé dónde me compraron la mía, pues.

Estoy segura que cada día cobrará más fuerza la utilización de riñoneras. Para jóvenes, adultos y más adultos. Incluso si tienes un bebé cuando lo llevas en brazos es mucho más cómodo buscar, por ejemplo, las llaves, dentro de la riñonera, que dentro del bolso. Como he comentado anteriormente, ya que tiene poco espacio, llevas lo necesario, con lo que encontrar lo que buscas es más ágil.

Yo, me he convertido en una auténtica fan de las riñoneras. Últimamente casi no llevo bolsos. Y os animo a que lo probéis porque realmente es muy práctico y cómodo. Y estoy segura que cada día tendremos más modelos para poder escoger la más adecuada para nuestro outfit.

Muchas gracias a todos por leerme y si os ha gustado este post, podéis seguirme en mi Instagram @coralcm y en mi blog, Los Recursos de Coral donde encontrareis gran variedad de temas. Muchas gracias a todos.

Coral Casallarch, antigua alumna Curso Gestión de Eventos Moda


2 Comentarios

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


5 − tres =

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS