Diario de una estudiante » Coolhunting: ¿Técnica o intuición?

19 octubre 2018

Coolhunting: ¿Técnica o intuición?

Siempre he soñado con poder viajar sin descanso. Quiero poder ver texturas infinitas, tocar colores, entender cómo las mujeres se ponen el turbante y encontrar esquinas que te dejen sin respirar por un segundo. Fotografiarlo todo y poder crear cuadernos de inspiración.

Creo que quiero ser coolhunter. A veces hay objetos que me llaman muchísimo la atención y me da pena no poder fotografiarlos todos para organizarlos por colores, estilos y posibles usos. Me pasó con los bolsos de mimbre, las bufandas kilométricas o las botellas de cristal para beber agua en la oficina. También me paso con las sandalias cangrejeras.

Hace poco he sentido esa conexión con las maletas vintage, agarradas del asa al más puro estilo La vida es bella, los turbantes (están llegando, están llegando, a la africana), y los móviles antiguos Nokia o Alcatel. Creo que sus usuarios van a ser un grupo cada más numeroso, pero en realidad no lo sé. Es pura intuición. Creo que también vuelve la lencería de abuela; tras el destape, vuelta a taparse y empezamos otra vez.

Esta idea de querer adentrarme en el mundo del coolhuting cobró forma en una de las clases del Diploma, en concreto la de Javier Plazas, consultor de lujo, moda y lifestyle afincado en México.
Su sesión fue muy inspiradora. Creo que lo que más me gustó fue oírle decir que no debemos tener miedo de reinventarnos/ inventarnos como profesionales. En su caso, teniendo un perfil multidisciplinar, se dio cuenta que podía ser coolhunter y así se autodenominó. Creo que es muy importante dejarse llevar sólo por las etiquetas que uno se pone y no por las que nos ponen los demás.

Otra gran tendencia que va a tener mucho impacto en moda es el feminismo. Se acabaron las prendas que nos aprietan, que nos hacen mostrar partes de nosotras que algunas preferimos cubiertas o muy al contrario, se acabaron los miramientos si lo que queremos es llevar los labios rojos para ir a comprar el pan. Las mujeres van a hacer, y están haciendo, lo que les da la gana, y por eso marcas como ThirdLove, de ropa interior para todos los cuerpos o la marca/ comunidad FemaleCollective, son el futuro de la moda.

En ese sentido, la moda como activismo o las marcas como vía para establecer tu posicionamiento respecto a la sociedad, podría ser una tendencia clave. Así, empieza a ser cada vez peor mencionar grandes marcas y cada vez mejor llevar algo que has comprado en una tienda vintage o que se ha producido de forma sostenible/ ética. De entra las marcas sostenibles, os dejo el link a una de mis favoritas, aunque he podido descubrir muchas en los últimos meses: Matter. Su idea, basada en la calidad de los tejidos y la delicadeza de sus prendas elaboradas en comunidades del Sudeste asiático, donde los artesanos reciben un salario digno, es para mí un modelo de negocio que muy pronto va a ser nuestra rutina en la compra de moda.


Fuente: web Matter

Si queréis seguir mi evolución en el mundo del coolhunting, os dejo el link a mi blog. ¿Tenéis consejos o ideas sobre esta disciplina? No dudéis en dejarlo en comentarios o en escribirme en redes sociales: @leticia.vicario. ¡Muchísimas gracias!

Leticia Vicario, Diploma Marketing y Comunicación de Moda y Lujo.


Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


6 − = cinco

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS