Diario de una estudiante » La adaptación de la moda al cambio climático

6 diciembre 2019

La adaptación de la moda al cambio climático

En la presentación del Máster de Marketing de Moda, el diseñador Juanjo Oliva nos dijo en su desenfadada charla con Benedetta Poletti, directora de Elle, que en los próximos años se producirá un cambio en el calendario de la moda tal y como la conocemos a causa del cambio climático. Esa frase me hizo pensar, ¿seguirán teniendo sentido las temporadas otoño-invierno y primavera-verano en el futuro? ¿Cambiará la ropa y los tejidos que usamos ahora?

La industria de la moda es la segunda más contaminante del mundo, precedida por la del petróleo. En la producción de cada prenda se utiliza una gran cantidad de agua, especialmente en los procesos de teñido. Para hacer una camiseta se llegan a necesitar 2.700 litros de agua y para unos pantalones vaqueros se usan más de 7.500 litros.

En los últimos años, los cambios anormales en el clima se han evidenciado. El calor tarda más en llegar pero también se alarga hasta un poco más tarde, y las temporadas frías son más largas. Además, ya no se hace extraño que en mitad del invierno haya días con temperaturas más altas de lo que se espera para esa época, o que en medio del verano las haya más bajas.

Según los expertos, tendremos que aprender a vivir entre el frío extremo y el calor sofocante, diciendo adiós a las prendas de entretiempo.

Estos cambios repentinos en las temperaturas empiezan a verse reflejados en las tendencias que se ven sobre las pasarelas. No parece raro ver en un desfile de otoño-invierno vestidos vaporosos o sandalias propias de verano, o en una colección de primavera-verano abrigos de piel y calcetines.

Las marcas que mejor van a sobrellevar estos cambios son aquellas que puedan responder de manera rápida a las alteraciones del tiempo. Por ello, la situación será más grave para el pequeño comercio que se verá presionado aún más por los márgenes de ganancias.

Hay tiendas que empiezan a adaptarse a estos cambios gracias a la gran cantidad y variedad de stock que guardan en sus almacenes.

30 grandes empresas del sector de la moda firmaron un pacto este año para luchar contra el cambio climático. Además, muchas marcas están intentando cambiar la producción de sus prendas, como la  tecnología DyeCoo Textile Systems que utilizan Nike y Adidas para teñir sin utilizar agua.

La industria de la moda es, por tanto, víctima y verdugo de una situación climática cada vez más alarmante que nos afecta a todos.

Blanca Élanor, alumna de III Edición Máster Marketing de Moda


1 comentario

  • 1. leticia  |  13 diciembre 2019 - 19:26

    es bueno reflexionar entre todos qué estamos haciendo para afectar negativamente a esta planeta. El sector de Moda tambien hay que buscar un equilibrio entre la belleza y el medio ambiente.
    Leticia CHEN

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


8 + = catorce

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS