Diario de una estudiante » Chanel,  origen del “estilo”

3 abril 2020

Chanel, origen del “estilo”

Tras la magnífica masterclass de Inmaculada Urrea ofrecida por la Escuela de Moda ELLE decidí poner mi granito de arena para subrayar la importancia que ha supuesto el paso de  Gabrielle Chanel no solo por moda si no por la historia.

Como nos contaba Inmaculada Urrea, los elementos que logra reunir Chanel en su persona y en su trayectoria vital hacen que se convierta en el perfecto ejemplo de todo lo que hay que tener para ser una verdadera “marca”. Es algo indiscutible que independencia y fortaleza, son dos valores que tienen que ir de la mano para poder defender una marca. Muchos más valores encontramos en Chanel, pero esa capacidad de defender un estilo de vida a capa y espada y de poner el mundo por montera para utilizar las circunstancias que le ha tocado vivir le permitirán encaminarse hacia donde quiere. Esto es algo que en todo creador siempre encontramos.  Todo esto en la capacidad y voluntad infinita de defender tu diferencia individual, tu sentido vital, tus planteamientos, y saber plasmarlo en aquella materia que domines, en este caso la costura.

Chanel supera su origen humilde y “vergonzante”, sus miedos y sus complejos y  aunque los oculte, vitalmente se enfrenta a todo esto. ¿Cómo se enfrenta? Desde su básico conocimiento de costurera y desde todo aquello que le irán aportando las personas de las que se irá rodeando. Chanel no se conforma ni con ser una humilde trabajadora de tienda ni con ser la mantenida de nadie; desde el principio le impulsa un gran amor propio, un ansia de crecer y significarse. Disfrutará de la vida ociosa, de los placeres mundanos, pero no se dejará llevar , siempre mantendrá las riendas de su existencia; aquí está la clave, en perseverar, en no desfallecer y en no dejarse influir por las convenciones de la época. Esto nos supuso a todas las mujeres un gran favor, Chanel se consideraba a sí misma “persona”, independiente, capaz de responder ella sola ante su vida; nos regaló la comodidad en el vestir, pero una comodidad no sólo física sino intelectual; despojarnos de los rígidos corsés, de los corpiños, de los sostenes con relleno, de los tacones, de los sombreros aparatosos…nos otorgaba la posibilidad de “hacer funcionar los cerebros” como ella misma decía. Chanel se convirtió en una voraz lectora, en una participante activa de la vida cultural: diseñó para ballets rusos (Le train bleu, de Diagilev), para obras de teatro (Antígona ,de Cocteau); colaboraciones con Picasso, Misia Sert o Stravinski. Chanel supo sumergirse en ese mundo de tantos cambios culturales que le aportaría todo lo que necesitaba para inspirarse y a su vez influir ella en esa revolución cultural.

Todos sabemos las numerosas propuestas y conquistas  de Chanel: el pantalón, el traje sastre Tweed, el bañador, el pijama unisex, la utilización del tejido de punto (Rodier), la liberación del tobillo….una ropa para una mujer activa en todos los sentidos. Adiós a las mujeres florero de la Belle Epoque, bienvenidas las mujeres trabajadoras, deportistas, liberadas en definitiva. Hay que señalar también la instauración de la moda del pelo corto, otro escándalo para la época, junto con la moda de tomar el sol, propio de las mujeres campesinas. Chanel une comodidad y elegancia.

Progresivamente Chanel conquistó el éxito no sólo para ella sino para todas las mujeres, abrió un camino que aún está por recorrer ,inició con valentía la lucha contra la dictadura de la imagen como disfraz para reivindicar el estilo personal, que no es nada más y nada menos que construir un mundo alrededor de ti y defenderlo con toda autenticidad.

La figura de Chanel tiene sus sombras, por su necesidad de ocultar sus orígenes, por sus fracasos sentimentales, por su supuesta relación con el nazismo, por su mal carácter, por su clasismo. Chanel trascendió a sus expectativas, posiblemente no era consciente que desde su posición económica acomodada estaba promoviendo una verdadera revolución social en la que la moda iba a igualar a las personas difuminando las clases sociales y las desigualdades de género, haciéndonos entrar en un  mundo en que la valía de las personas está en la autenticidad y en el conocimiento, sólo así se podrá trasmitir estilo y definición para ser imprescindible y único.

Gracias por esta masterclass que anima a recoger humildemente el testigo de una mujer excepcional. Y ánimo a todos y todas en estos días de dificultad para sacar lo mejor de nosotros.

Un abrazo.

Isabel Ibarra , antigua alumna del curso de Asesoría de Imagen y Personal Shopper


Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


3 + tres =

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS