Diario de una estudiante » LOVEMARKS: QUÉ SON Y POR QUÉ NOS ENAMORAN

29 septiembre 2020

LOVEMARKS: QUÉ SON Y POR QUÉ NOS ENAMORAN

En nuestro día a día entramos en contacto con muchas marcas muy diferentes entre sí. Unas nos gustan más, despiertan más simpatía por nuestra parte, otras menos, provocándonos algo de rechazo, y otras son nuestras favoritas, nos roban el corazón y se convierten en nuestra primera opción de compra.

Esas marcas con las que se conocen popularmente como lovemarks; son marcas con las que establecemos una relación de amor al percibirlas como similares a nosotros, con nuestros mismos valores, filosofía, por el estilo de vida que nos proponen, o al haber estado presentes en momentos clave de nuestras vidas.

 

Podríamos decir que la relación entre una lovemark y sus consumidores va más allá del engagement o la fidelidad; es una relación de lealtad a nivel emocional, de atracción, de amor.

Pero ¿qué ingredientes debe poseer una marca para ser candidata a convertirse en una lovemark entre sus consumidores?

En primer lugar, la marca debería jugar con el misterio y la curiosidad, fomentando así la atracción del público, el cual se siente siempre más atraído por algo que no conoce en su totalidad.

Otro requisito es jugar con los sentidos a través de la sensualidad, estimulando las percepciones del consumidor hacia la marca a través del diseño o de la experiencia de compra o de uso del producto o servicio en cuestión.

Por último, la marca debe conseguir un vínculo de intimidad con su cliente, debe conocerlo al 100%, siendo consciente de sus gustos y sus necesidades, premiarlo por su confianza e integrarlo en su historia.

Algunas de las marcas que han conseguido alcanzar este tipo de relación con sus consumidores y consolidarse como verdaderas lovemarks dentro del mundo de la moda y el mundo beauty son: Dove, afianzada como la marca conocida por empoderar y mostrar la belleza real  en sus campañas, así como por velar por el cuidado del cuerpo, o Chanel, considerada como una marca reflejo de la elegancia clásica, la feminidad y el lujo, sin perder su esencia inicial que tanto la caracteriza.

Alcanzar la posición de lovemark no es una tarea fácil y sencilla, requiere de mucho tiempo y esfuerzo, pero cualquier marca puede conseguirlo a través de escuchar a sus consumidores e integrarlos en su estrategia de marca como parte activa de ella.

Claudia García Carrillo alumna de Escuela Moda ELLE


2 Comentarios

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


+ nueve = 18

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS