Diario de una estudiante

6 julio 2018

Viviendo la Experiencia Saint Laurent

En pleno siglo XXI, el sueño de Yves Saint Laurent recobra intensidad en el número 70 de la calle Serrano de Madrid.

Su nueva flaghsip store nos acoge con un diseño de sobriedad exquisita donde las piezas de arte, sus zapatos, bolsos o pieles, brillan por encima de toda una decoración de cristal y metacrilato. Un mundo en dos plantas que dan a un pequeño jardín de toque zen en el que el caluroso día se vuelve un un momento de paz, una “flow experience” en todas sus dimensiones.

Subimos a la planta primera y comienza nuestra aventura pudiendo probarnos sus productos, aprendiendo de la confección de aquellos que más nos llamaban la atención, jugando a ser chicas y chicos Saint Laurent por un día y es que, algo que ya este Dios del Prêt-à-porter nos dio en su día a orillas del Sena aparece por todas partes: la inexistencia del límite entre géneros, la maravillosa posibilidad de tener en tus manos unos pantalones de hombre combinados con una camisa de la colección de mujer.

La igualdad que propone su colección es un llamamiento a romper con esos convencionalismos de vestir de una forma u otra según el género y, creo que, tanto la disposición de la tienda como la libertad que se respira en los espacios nos aporta esa sensación que traspasa el lujo que nos rodea, inspirándose actualmente en la tendencia de los 70’s: hombreras, tachuelas y cortes más estructurales invaden la nueva colección sin olvidar nunca su lenguaje rupturista y provocador.

Nuestro agradable guía por el store nos explica con detalle cómo se ha intentado hacer que la tienda sea la esencia Saint Laurent, teniendo tallas desde la 34 hasta la 56 para que no halla límites en cuanto a disponer de lo que la/el cliente quiere.

Botas altas de pedrería, chaquetas con bordados evocadores: vestir a la mujer arriesgada, valiente, transgresora entre el traje de chaqueta o una minifalda de vértigo. Una mujer sexy e independiente y un hombre que rompe con lo establecido y se viste para no dejar indiferente a nadie, sobre todo, a sí mismo.

Complementos, bolsos y tacones de diseños exquisitos nos embriagan entre sonrisas y ojos llenos de asombro por la belleza que nos rodeaba: estábamos enamorados de lo ese mundo como unos niños, olvidando por un momento que se trataba, al fin y al cabo de una tienda.

La posibilidad de tocar, probar, sentir los productos convirtió lo que parecía una simple visita en una experiencia totalmente inolvidable.
Además de todo lo que aprendimos, pudimos disfrutar todo el tiempo sin el miedo o el distanciamiento que este tipo de marcas suelen provocarnos. Algún cotilleo de qué famoso llevó qué, de qué cantante compró esto otro también surgieron en un diálogo que mezclaba moda, historia, lujo y esa defensa por el “savoir-faire” y la continuidad con las bases del genio Yves Saint Laurent.

Como último apunte, se nos reconoce que, a pesar que tras el fallecimiento del gran diseñador otros grandes han tomado las riendas de la casa, los nuevos productos parten de ideas que se rescatan de la mente prodigiosa del creador, evitando así una ruptura con ese gran sueño que se hizo tangible y que a día de hoy sigue siendo un ejemplo de ideales fuertes, carácter y un diseño cautivador.

Por supuesto agradecer a la Escuela de Moda Elle la posibilidad que da a los 30 primeros de tener esta gran experiencia, pudiendo dialogar no solo entre nosotros sino con los productos, que parecían susurrarnos y creando esa sensación de deseo tan poderosa.

Por ello, esa experiencia Saint Laurent quedará no solo como un grato recuerdo sino como un conocimiento más amplio y directo de la moda, el lujo, y la parte emocional de un store bien diseñado en el que se cuida hasta el mínimo detalle ya que, como sabemos, todo, absolutamente todo nos habla y nos manda mensajes: elegancia, transgresión, evocación, estilo, belleza, lujo y un trato excepcional.

Lydia Amores Domínguez. Máster de Marketing de Moda.


Deja tu comentarioEnviado por: masterclass

3 julio 2018

Crónica de una resurrección inesperada. De cuando Denma Gvasalia tomó las riendas de Balenciaga

Dicen que las segundas partes nunca fueron buenas, y que las segundas ediciones nunca pueden superar a la primeras (ya no hablemos de las terceras o las cuartas). Hay quien dice son una completa pérdida de tiempo y que no vale la pena ni siquiera detenerse a contemplarlas. Yo, incrédula de nacimiento y firme defensora de este precepto, me he encontrado estas últimas temporadas ante una revelación. El culpable, Denma Gvasalia y su extraordinaria rehabilitación del casi extinguido savoir faire de la casa Balenciaga.

Cristóbal Balenciaga podría denominarse como el artista de su generación, el maestro de las formas, el escultor de las mangas y el arquitecto de los tejidos. Supo dotar desde sus humildes inicios al término textil de una connotación artística intrínseca que incluso hoy, varias décadas más tarde; casi ningún otro creativo ha conseguido igualar (a excepción de Martin Margiela o Comme de Garçon, en opinión inexperta de una servidora).

La firma Balenciaga abrió sus puertas en 1937, de la mano del inigualable Cristóbal Balenciaga. El modisto presenta su primera colección a finales de los años 30 en París y esta acción lo catapulta al éxito, convirtiéndolo en el maestro de su era. “La alta costura es como una orquesta en la que Balenciaga es el director mientras el resto solo somos músicos que seguimos las directrices que él nos da” llega a decir su contemporáneo Christian Dior.

Sus bases a la hora de elaborar sus diseños residen en la comodidad, la pureza, la reinterpretación de líneas pero sobre todo, y por encima de todo, los volúmenes. Sus referencias a la pintura y a la cultura española, se fijan como si ne qua non a lo largo de su obra.

Tras varios años en el sombra, la firma recupera su estatus en 1997 con la incorporación de Nicolas Ghesquiere, como director artístico de la marca. Su objetivo es el de reavivar la apagada llamada del espíritu Balenciaga. Mas aunque sus intenciones son nobles, sus propuestas se conforman insípidas, ya que el francés se ciñe a los tonos oscuros y a los patrones sencillos. Sus diseños poco tienen que ver con el ostentoso aire de la marca.

“Mi relación con Cristóbal Balenciaga no tiene nada que ver con la renovación de un legado. Se trata de una combinación con sus creaciones en las que la prioridad radica en la exploración de su obra” – Nicolas Ghesquiere.

En 2012, Alexander Wang sustituye al francés, presentando varias colecciones que logran el reconocimiento del público mas se alejan de los cánones de la marca, por lo que en 2015 Denma es nombrado nuevo director creativo, y así comienza una nueva era.

Y de esta forma tan sencilla, la marca nos hizo reenamorarnos y reconectar con la industria. Denma consiguió recuperar el aura Balenciaga desdibujada en los últimos años. El georgiano, sponsor de la corriente normcore, ha elevado el término fashion. Ha conseguido esbozar el futuro de la moda, apostando desde el principio por esos desbancados volúmenes que caracterizaron la obra del maestro. Ha sabido combinar a la perfección la tradición superlativa con el aire postmillennial vigente. Su paso por Maison Margiela se nota en cada una de sus creaciones, y ya son muchos los que lo tachan de ser el hijo espiritual del creador belga.

A través de su obra, ha encumbrado y catapultado a la marca al lugar donde siempre ha pertenecido. Sus diseños han satisfecho a todos aquellos que anhelaban algo nuevo, algo distinto, que ensalzara el valor Balenciaga pero a la vez que conectara con esta corriente ungendered que integra un componente diferenciador. Gvasalia ha sabido trasladar a la pasarela la energía que reina en las calles, ha modificado el concepto de moda y ha sabido conectar con la generación online a través de la representación del ser humano en su faceta más cruda y crítica. Ha conectado con la generación de los sueños rotos a través de una propuesta pragmática despojada de banalidad. Denma Gvasalia promete ser la respuesta a todas nuestras plegarias.

Laura Ouviña Ferradás, Diploma Marketing Digital de Moda


Deja tu comentarioEnviado por: masterclass

29 junio 2018

ESTA FALDA SERÁ UNO DE TUS MEJORES ALIADOS

Inspirada en los años 50 es, tal vez, una de las prendas más chic, sofisticadas y elegantes que podemos encontrar hoy en el mercado. Sus favorecedores pliegues son un símbolo de feminidad y estatus, elementos que la convierten en una de nuestras favoritas.

Se trata de una prenda a la que le ha costado lo suyo hacerse con un hueco en nuestros armarios ya que estábamos acostumbradas a que los tamaños midi y maxi fueran las principales alternativas.

Finalmente, con el tamaño midi hemos descubierto uno de nuestros mejores aliados.

Se hicieron virales en el año 2016, en gran parte, gracias a Alessandro Michele para Gucci y desde entonces, poco a poco, se han ido convirtiendo en algo tan habitual en nuestros looks que ya casi se trata de un fondo de armario más.

Porque tienen un largo perfectamente asequible a cualquier tipo de figura, porque son la mar de cómodas y porque ofrecen mil y una posibilidades a la hora de combinarlas. La falda plisada de largo midi ha logrado convertirse en un básico con todas las letras.

Es una prenda que todas deberíamos tener dados sus múltiples beneficios; funciona tanto para un evento importante como para un look fresco y cómodo con el que enfrentarte a un caluroso día en la oficina, para salir a cenar, para una tarde de shopping, etc.

La medida ideal para que este tipo de falda estilice tu silueta, debe ser entre la rodilla y el tobillo, justo a mitad del camino. Y una cosa hay que tener bien clara; los zapatos que escojas marcarán el camino. El abanico de posibilidades va desde los kitten heels hasta las zapatillas deportivas pasando por las ugly dad shoes o unas bonitas sandalias de tacón. Si eres bajita, no te quedará otra opción que recurrir a unos buenos zapatos de tacón o unas cuñas.

Juega con las diferentes combinaciones posibles; con una blusa, camiseta o top básicos, con un body… las opciones son infinitas, pero intenta equilibrar el outfit metiendo blusas, camisas o camisetas por dentro.

¡Atrás quedaron esos días en los que la mini falda era la única opción posible!

Zaida Ferrer Tur, Diploma Marketing y Comunicación de Moda y Lujo.


2 ComentariosEnviado por: masterclass

26 junio 2018

¿Quién dijo que todavía no se puede viajar en el tiempo?

Aún recuerdo cuando Louis Vuitton nos hizo viajar a través de su “Time Capsule” en Madrid. Un recorrido a través de la historia en el que pudimos apreciar como el más mínimo detalle de sus creaciones tiene inspiración en los inicios de la Maison.

La exposición fue acogida por las paredes del Museo Thyssen-Bornesmiza desde el 17 de abril hasta el 15 de mayo, por lo que fueron muchos los pasajeros que sacaron su billetes de inmersión cultural.

Tanto sus primeros accesorios de viaje como sus más icónicas piezas de marroquinería, tienen un soplo inspirador que las llenan de sentido y que harán que sus creaciones te transmitan mucho más que lo que han podido hacer hasta ahora.

La exposición contiene piezas de artesanía exclusivas fruto de distintos encargos de personalidades tan variadas como Eugenia de Montijo o Ferran Adrià quienes han confiado en su capacidad empaquetadora de tantos años.

¿Sabes de donde viene la mítica sombrera Boite Chapeau?

Al principio fue diseñada para llevar la rueda de repuesto de los coches antiguos, pero las señoras vieron mucho más útil poder mantener sus sombreros a salvo cuando viajaban.

¿Cuantas veces has visto el Noe y te has enamorado de él?

Monogram, Damier o el estampado que mas te guste deberías saber que el primero fue encargado por un bodeguero que necesitaba transportar 5 botellas de cava (Cuatro boca arriba y una en medio boca abajo) ¿Útil eh?

El público masculino también tiene su protagonismo en la exhibición. Encargos especiales como el baúl para guardar cervezas de Mahou o el balón de futbol con lona monogram son algunos de ellos.

Por mi parte hasta aquí puedo leer, me encantaría transmitiros mi experiencia completa, pero prefiero compartirla con los que tuvisteis la oportunidad de ir a verla, a partir de comentarios.

Espero que os haya gustado. Un saludo.

Francisco Carrión, Diploma RR.PP, Visual Merchandising y Estilismo.


2 ComentariosEnviado por: masterclass

22 junio 2018

¿SABES CUÁL ES EL BIKINI QUE MEJOR TE SIENTA?

Seguro que ya tienes algún que otro bikini o bañador listos para estrenar este verano, y si no es así, ¡estás a punto de salir a la búsqueda! Una tarea que puede convertir un agradable día de shopping en una auténtica pesadilla si no consigues verte bien con ninguno de los modelos que te pruebes. Para que esto no te acurra, nada mejor que conocer bien tu figura y los modelos que mejor le sientan. Con algún que otro truquito y siguiendo un par de pautas básicas, podrás salir en busca del diseño perfecto para lucir en tus jornadas de playa o piscina sin que ello te resulte un quebradero de cabeza.


A continuación, os dejo una breve descripción de los principales tipos de siluetas junto con los cortes y estilos que mejor le sientan a cada una de ellas. Con estos tips, tendrás todas las claves para lucir palmito este verano. Grábalos en tu memoria y sácales el mejor partido.

– RELOJ DE ARENA
Es la silueta más armónica y proporcionada. Ansiada por la mayoría de mujeres por esa misma proporción que existe entre pecho, caderas y una cintura definida. Si esta eres tú, estás de suerte porque puedes arriesgar con cualquier tipo de corte y estilo.


– RECTANGULAR
Los hombros y las caderas quedan alineados y la cintura es, más bien, poco definida. Lo que buscamos, tanto con este tipo de silueta como con cualquier otra, es asemejarnos el máximo posible al tipo Reloj de Arena. En este caso, optaremos por bikinis de dos piezas. Ideales las braguitas con volantes en los laterales y los tops que realcen el pecho con algún tipo de detalle. Los bañadores con aberturas en la zona de la cintura serán una de las mejores opciones ya que el efecto visual que produce es el de acentuar caderas y pecho.


– OVALADA
Se trata del tipo de silueta en la que predominan las formas redondeadas. El objetivo no es renunciar a tus curvas, sino aportarles una línea más esbelta y proporcionada. Para ello, lo mejor es optar por bañadores, que moldean la figura. Mejor si son lisos, pero si no quieres renunciar a los estampados, que sean pequeños y de colores neutros.


– TRIANGULAR
Las características de esta silueta son un pecho pequeño y unas caderas anchas. Lo ideal es potenciar la parte superior de tu cuerpo para igualarla con la parte inferior. Debes optar por tops estampados, de colores llamativos o con detalles que creen volumen como los volantes o los fruncidos. Intenta evitar cualquiera de estos detalles en la parte inferior.


– TRIANGULO INVERTIDO
Al contrario que la silueta tipo triángulo, el triángulo invertido se caracteriza por tener unos hombros o espalda pronunciados o mucho pecho y unas caderas estrechas. Los cullottes son ideales para aportar volumen a la cadera, las braguitas de tiro alto y cualquier tipo de detalle como lazadas o volantes en la braguita aportarán ese volumen que necesitas para proporcionarla con la parte superior de tu cuerpo.


Todos estos bikinis y bañadores los encontrarás en Oysho!
Zaida Ferrer Tur, Diploma Marketing y Comunicación de Moda y Lujo


2 ComentariosEnviado por: masterclass

19 junio 2018

El porvenir digital

La obsesión por aparecer en las redes sociales ha llevado a que las marcas de moda y lujo o de gran distribución aprovechasen de estos medios para lucir y promover una brand image fuerte y al paso con el tiempo.

Cualquier empresa, hoy en día, invierte parte de su presupuesto en estrategias online y redes sociales, llevando a cabo campañas que contratan a blogueras o influencers para que se garantice el éxito de la venta de un producto y la difusión viral de su campaña de publicidad en la web.

Si se consideran los datos más recientes, en 2017, Launchmetrics estimó que un 78% de empresas en el sector de la moda, lujo y cosméticos contrató a influencers para tener éxito con sus campañas de marketing digital, o mejor, de lo que se define como Influencer Marketing (Launchmetrics, “The State of Influencer Marketing in Fashion, Luxury & Cosmetics 2018”).

Somos la generación 3.0, donde sociedad y web han llegado a ser sinónimos. Vivimos en una constante interacción 24/7, sin límites de tiempo o espacio. Estamos frente a un cambio radical, donde cada uno de nosotros comenta, comparte información, deja feedback sobre un brand e impacta más que un experto competente en su sector. Potencialmente cualquier persona que se destaque por una capacidad o cualidad puede tener éxito en la web y ser contratado para campañas de publicidad.

Con estas premisas, es fundamental considerar el potencial de las redes sociales para convertir nuestro conocimiento en un recurso esencial desde el punto de vista laboral. Me apunté al curso de Marketing Digital considerando estas premisas: si se quiere trabajar en el sector de la moda que es muy competitivo, se tienen que captar los cambios y aprovechar de estos para formarse, y ampliar nuestro abanico de posibilidades.

Patrizia Dissegna, Diploma Marketing Digital de Moda


4 ComentariosEnviado por: masterclass

15 junio 2018

VISITAS OBLIGADAS…

Me considero una apasionada de la moda y las tendencias, pero sobre todas las cosas, lo que me gusta es encontrar tiendas, mercados, mercadillos, artistas, artesanos…que puedan ofrecerme piezas diferentes, originales y exclusivas, porque la exclusividad no se encuentra sólo en el lujo, ni mucho menos…para mí una prenda exclusiva no es aquella que defiende las siglas de una marca prestigiosa, sino aquella que me hace sentir especial y única.

Es por ello que os quiero contar cuáles son para mí aquellas visitas obligadas si te consideras una persona inquieta y con ese toque “Sherlock Holmes de la moda” como yo.

En primer lugar, quienes vivan o se acerquen a Madrid no pueden dejar de dar un paseo por el bohemio y artesanal barrio de Malasaña, donde podéis visitar las tiendas y talleres de varios jóvenes diseñadores, a los cuales considero auténticos artistas, como es el caso de Daniel Chong.

Este diseñador crea bolsos y mochilas, entre otras cosas, con materiales como el cuero y diversos tejidos, con un aire vanguardista y para mi gusto, aptos para mujeres y hombres, aspecto que me encanta.

Sin salir del barrio de Malasaña, es indispensable entrar en el mundo vintage de Magpie, una tienda que apuesta por la segunda mano y la moda retro, desde hace más de diez años.

El ambiente que se respira en la tienda embauca a cualquiera, amante o no del estilo retro. En mi caso, permanecí en la tienda más de una hora, alucinando con la gran selección de prendas, la calidad y el precio de las mismas, me hubiera llevado muchísimas cosas pero solamente me decidí por esta pieza que me tiene enamorada.

Me encantan, como os decía, este tipo de artículos y prendas que hacen único y original cualquier look, además de aportar a tu imagen un aire “especial”, ya que nadie más podrá competir contigo llevando un artículo igual. (Lo siento pero no hay nada que más odie que llevar la misma prenda o complemento que otra persona, llamadme “especialita” si queréis).

También es necesario pasar por “El Paracaidista”, un Concept Store donde puedes encontrar decoración, moda, joyería, tecnología, libros, gastronomía…hasta una sala de cine!!! todo aquello que componga su particular “Life Style”.

Confesaré, que me recordó más a un museo que a una tienda, pero disfruté recorriendo sus rincones y leyendo las explicaciones que se daban de cada una de las creaciones de los jóvenes artistas y diseñadores que allí se concentran.

Pasemos ahora a hablar de mi mayor fuente de inspiración y del centro de muchas de mis búsquedas: LOS MERCADOS, MERCADILLOS o MARKETS, como prefiráis llamarlos…

Permanecemos en Madrid donde ningún apasionado del diseño, la moda y la artesanía puede dejar pasar la oportunidad de visitar dos increíbles mercados:

1- Mercado de Motores:
Es una auténtica maravilla poder conocer productos diferentes y charlar con sus creadores en un entorno tan especial como es el Museo del Ferrocarril, un enclave donde permanecen antiguas vías y vagones de trenes que mantienen la decoración de la época.

2- Mercado de Diseño:
Se trata de otro espacio en el que los emprendedores, nuevos diseñadores y artesanos tienen cabida. Un lugar en el que respirar esa emoción y pasión que todos ellos ponen en sus elaboraciones, y una vez más, una gran oportunidad de hacerte con una pieza especial y exclusiva.

Como podéis observar, mis visitas a la capital para acudir al curso de Marketing Digital de Moda, impartido por la Universidad Complutense de Madrid y la revista Elle, dan para mucho….

Cambiemos ahora de ciudad y de Comunidad Autónoma, porque no sólo Madrid goza de estas interesante citas con la moda y el diseño, aquellos que puedan acercarse a Barcelona, no deben dejar pasar la oportunidad de visitar Palo Alto Market, un espacio que concentra música, gastronomía, moda, arte, decoración….un sin fín de actividades para un fin de semana especial, y me gustaría añadir que, quienes vivan en Valencia o en sus proximidades, también podrán disfrutar de este interesante market.

Y por último, pero no menos importante, ¡¡¡mi gran descubrimiento!!! y es que los espacios hasta ahora mencionados pueden ser más o menos conocidos por aquellas personas próximas al mundo de la moda, pero éste no es, de momento, tan popular como los mencionados hasta ahora.

No se si podréis entenderme, pero me siento ahora mismo como aquella anfitriona que recibe la visita de unas amigas y las quiere llevar a los lugares más especiales, desconocidos y “cool” de su ciudad….pues bien, he localizado una pequeña “tiendecita” que respira totalmente el aire de su entorno, el maravilloso Mediterráneo.

Se trata de la casi recién nacida EHLEA, que cuenta con diseños propios de calidad “made in Spain”, gafas de las mejores marcas y colaboraciones con otras más minoritarias pero absolutamente increíbles, dentro de un espacio repleto de luz, elegancia y naturaleza, en la pequeña localidad de Cambrils.

Pero tranquil@s tod@s aquell@s que no viváis cerca dicha localidad costera, que no cunda el pánico, porque también cuentan con página web:

Bueno pues hasta aquí nuestro recorrido por aquellas visitas obligadas by la “Sherlock Holmes de la moda”… hasta la próxima!!!

Jaione Ciordia, alumna del Diploma de Marketing Digital de Moda.


3 ComentariosEnviado por: masterclass

12 junio 2018

CHIC-o SUMMER

Parece que el sol está más presente en nuestros días. Las lluvias y las nubes desaparecen para dejarnos días esplendidos de calor y sol que animan a salir a las terrazas, a la playa, a la piscina y a viajar. Por ello, es hora de ir guardando la chaquetita e ir a comprar las últimas novedades para lucir un verano de diez. Aquí os dejaré algunas de las recomendaciones que creo que serán fundamentales este verano.

Camisas de manga corta y de lino
Con el calor nada mejor que una típica camisa de estilo hawaiano. Las marcas han apostado por una versión más moderna y atrevida donde las palmeras y las hojas tropicales se han convertido en toda una tendencia como esta camisa de Mango Man (1).

Sin duda, las camisas de lino son un esencial para cualquier noche de verano. Su tejido se caracteriza por su comodidad y su combinación con un jean o un pantalón chino le confiere un look desenfrenado e informal. Stradivarius (2) en su colección de hombre incorpora este tipo de camisas, en tonalidades azules y discretas rayas blancas.

Bañadores de pata y slips
Un fundamental para lucir tipito este verano, puedes apostar por el bañador clásico de pata corta como este de Sfera (3) con estampado de micro o este de Soloio (4) con estampado en cocos.

O elegir esta versión más atrevida, como son los típicos speedo o slips, que cada vez son más comunes en nuestras piscinas y playas, puedes apostar por el clásico Adidas (5) en su versión más moderna con estampado de ola o por una versión más clásica como la que nos ofrece Intimissimi (6).

Calzado de verano
Después de todo el otoño e invierno luciendo botas y deportivas en nuestros pies, ¡necesitamos un respiro! deja tus Superstar, Vans o Reebook Classic en el zapatero. El verano nos da la oportunidad de lucir otro tipo de calzado como sandalias, sandalias deportivas o alpargatas.

Es raro ver a chicos con sandalias de piel, por ello os dejo esta recomendación clásica, pero en tendencia de Zara (7).

Y si te gustan los clásicos reconvertidos, estas sandalias de Nike (8) en blanco y negro, se añadirán a tu lista de wishlist.

Por último, para los más clásicos, las típicas zapatillas de esparto, cómodas y frescas, que le darán a tu outfit un toque de informalidad y comodidad, como este modelo de Silbon (9) con estampado étnico.

¡Y ahora solo toca disfrutar del verano!

Instagram @alexestb
Imágenes elaboración propia a partir de las webs de las marcas.
Alejandro Esteban, Diploma de RRPP, Visual Merchandising y Estilismo


2 ComentariosEnviado por: masterclass

8 junio 2018

Visita a Louis Vuitton. Colección cápsula — Time Capsule

He escogido esta visita ya que para mí ha sido la más interesante del curso, aunque las demás no se quedan atrás y he aprendido bastantes cosas de todas ellas.

Se trata de una exposición efímera en la planta baja del Museo Thyssen (Madrid) donde podremos bucear desde los orígenes de la marca en 1854 hasta sus más recientes colaboraciones, como la archiconocida que hicieron con Supreme que se agotó en apenas unos minutos.

La visita guiada nos ha enseñado que la marca se anticipaba a sus competidores y a las necesidades de la gente en la época, creando artículos de lujo para el viaje y mejorándolos hasta la saciedad, dándole nuevas funciones — como la cama que se puede doblar y llevar en un espacio reducido o la creación de maletas tamaño ‘mini’ en las que podemos meter más de una cosa — y adaptándose siempre a los deseos del cliente (hasta pudimos ver una caja personalizada por una clienta de la marca para tomar el caviar).

 


Nada más llegar, tuvimos la suerte de ver en directo cómo una artesana de la casa elaboraba un bolso auténtico con sus propias manos mientras una trabajadora de la firma nos explicaba algunas pautas a la hora de hacer el bolso con un marcado acento francés. Yo ya había tocado el cuero de la Maison en otras ocasiones, pero admito que a día de hoy me sigue impresionando como el primer día puesto que es de una calidad excepcional (con el perdón de nuestro querido Loewe). También nos explicaron el origen del tan aclamado estampado oficial: el monogram, el cual tiene las iniciales del nombre del creador y unos adornos con formas florales sobre los cuales hay varias teorías acerca de su origen.

La Expo se divide en seis aspectos:
– Los códigos de la Maison: primeros baúles de LV.
– Los viajes alrededor del mundo: esta es la parte en la que podemos ver como la marca satisface las nuevas necesidades que surgen en el contexto de los viajes.
– La elegancia en movimiento: viajes con estilo.
– Los iconos de la Casa: las creaciones más memorables y emblemáticas.
– Baúl mágico: esta es la habitación final, donde podemos observar vídeo y animaciones en las paredes y en el baúl que hay en el centro de la sala, con efectos visuales muy chulos.
РArtesanos en directo, como la se̱ora del principio.

Resumo esta experiencia en una frase: “Lo bueno si breve, dos veces bueno”. Y es que te recorres más de un siglo de historia en apenas unos minutos pero llevándote lo más destacado de cada época.

Manuel David Iglesias Mármol, Diploma Marketing Digital de Moda


2 ComentariosEnviado por: masterclass

5 junio 2018

El día que la diversidad y la originalidad abandonaron la costa Este

Recuerdo esperar con ansia el primer lunes de mayo desde tan lejos como puedo recordar. Esa puesta en escena donde nada se dejaba al libre albedrío, donde el buen gusto y el savoir faire eran los anfitriones. Un evento artístico que en ocasiones ensombrecía al propio Museo Metropolitano. Hablo señores y señoras de la Gala del MET, que cada año nos hacía soñar a los escépticos, a los que anhelábamos una gota de inspiración, de novedad, de irreverencia, que nos hacía reconectar con una a veces inconexa versión artística del término moda ; que nos hacía desterrar esa idea de que ya todo está inventado.

Para los que no lo sepan la gala del MET no siempre contó con este aura dramática y a veces dramaturga que tiene en la actualidad. Este evento se celebra desde 1948, dos años después de que el Instituto del Vestido se trasladara al Museo Metropolitano de Arte. La industria de la moda siempre ha sido la encargada de gestionar el presupuesto anual. El objetivo de esta gala es el de obtener beneficios para el departamento e inaugurar la exposición anual en el recinto, más la fiesta no estaba en un principio unida al carácter propagandístico de la exposición. Los invitados eran personajes de la alta sociedad neoyorquina y el entretenimiento consistía en alguna que otra modelo desfilando.

Es en 1972 cuando el evento comienza a adquirir protagonismo. Diana Vreeland, la directora editorial de Vogue, entra en el comité organizativo, y su propuesta The World of Balenciaga inaugura una nueva era.

En 1995, Anna Wintour toma las riendas de la gala y lo convierte en el fenómeno global que es hoy en día. De ella surge la idea de incorporar a la lista de invitados el componente Hollywood. Se conforma así el nuevo evento, donde se reúnen distintos grupos de la industria para apoyar el Costume Institute. Ella es la que decide la lista de invitados basándose en la fama y la popularidad del momento.

Más lo que un día fue un sueño, hoy la gala es un espacio publicitario, donde los diseñadores pueden mostrar sus obras más controvertidas y las celebrities pueden cerciorarse de que forman parte de la inigualable élite. Me despertaba el primer lunes de mayo con las expectativas altas y el corazón lleno de esperanza, pero por desgracia la MET Gala ha perdido su esencia, su aura, su estilo y por supuesto su objetivo en la gran debacle que es Hollywood.

Laura Ferradás, Diploma de Marketing Digital de Moda


2 ComentariosEnviado por: masterclass

Post Anterior Siguiente Post